Trendy

10 Razones Por las que Vivir Sola te Cambia la Vida

¡Vale la pena tener tu propio espacio, atrévete a hacerlo de una vez por todas!

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Foto:Youtube.com

    Foto:Youtube.com

Vivir sola, ¿lo has deseado alguna vez? Imagina un mundo que te ofrece una libertad infinita para actuar cómo deseas y vivir la vida que quieres... ¡Se escucha genial! En estos días, es más frecuente que los jóvenes decidan independizarse, ya sea por un tema de estudios o trabajo. 

Pero no todo es soñar y pasarla bien, ya que este tipo de decisiones muchas veces es uno de los momentos que nos indican que estamos un poco más cerca de la madurez. Es señal de que ha llegado el momento de salir de la zona de confort de tus padres.

 

Si este es tu caso y estás viviendo un momento de libertad total, es muy posible que te identifiques con esto:

1. Aprender a resolver tus problemas por ti misma: Una de las ventajas de estar sola es que adquieres más de una habilidad. El tiempo que pasas contigo misma te ayudará a descubrir (quieras o no) cosas que no sabías que podías hacer, en especial cuando no tienes a alguien más que haga todo por ti.

2. Te conoces: Vivir solo es un momento en el que te encuentras contigo, que aprendes a descifrarte, a saber lo que te gusta y lo que no, para así, hacer las compras como más te plazca. Tu hogar se convierte en tu mundo privado, ya no necesitas seguir las reglas de tus padres, es momento de enfrentarte a tu carácter, a las compras, a la responsabilidad y la soledad. Seguro hallarás que no es fácil pero pronto te adaptarás.

3. Tienes privacidad: Olvídate de hablar bajito para que tu familia no escuche tus conversaciones con tu galán, oinvítalo a pasar la noche sin ningún problema. Además de privacidad, también tendrás esos añorados momentos de silencio.

 

4. Conoces lo buena que puede ser la soledad: Leer un libro, reír como loco de los errores, tener tiempo para todo lo que quieres hacer, no rendirle cuentas a nadie y buscar en Netflix el programa que a nadie más le gusta pero a ti sí, son los mejores instantes que puedes enfrentar en tu nuevo hogar.

5. Aprendes a divertirte sola: Sí, puede que al principio tengas ratos de aburrimiento al encontrarte sola en casa, sin embargo poco a poco te conocerás mejor: ¿Qué te gusta? ¿Qué no?

6. Hacer tu rutina: Si quieres bañarte a determinada hora, no debes esperar a que alguien más desocupe el baño; si los viernes te gusta comer pizza, nadie te limita, y si te gusta hacer ejercicio con la música a todo volumen, nadie te lo impide. Ahora tu casa es tu mundo.

7. Enseñas a cuidarte por ti misma: Al no haber nada a tu alrededor, tendrás que madurar sin ayuda de nadie. Desde saber cuándo regresar a casa después de una noche de fiesta (y algunas copas de más), hasta entender que es mejor pagar el recibo del agua a comprarte unos zapatos.

 

8. Aprendes a cocinar: Tu casa, tus reglas, tu comida. Puedes hacer los experimentos más desastrozos o extraordinarios en tu cocina. Combinar ingredientes que nadie piense que hacen buena dupla y al final, nadie te criticará. Es tu comida y la disfrutarás al máximo, para después, tal vez, hacerla con tu pareja.

9. Ahorrar: La administración de tu dinero marcará una gran diferencia en lo bien o mal que lo pases en esta etapa de independencia; es importante también tener un poco de dinero ahorrado para cualquier imprevisto. Cuando te sobra mucho dinero sabes que es porque seguramente olvidaste pagar alguna cuenta.

10. Valoras a tus padres: Cuando sales de casa de tus padres piensas en todas las cosas que ya no te gustaban de vivir con ellos, sus reglas, sus regaños, compartir el espacio con sus hermanos… Sin embargo, cuando estás solo te das cuenta de lo difícil que es lograr que un hogar funcione; es en este punto cuando valoras mucho más todo lo que han hecho por ti :(

¿Cómo te sentiste al leer esta nota?

También puedes leer:

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios