Sexualidad

9 cosas que ellos no disfrutan en la cama

Y que nunca te lo dirán

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Regaloshoy.com

    Regaloshoy.com

A los hombres igual que a las mujeres hay cosas a la hora de tener relaciones íntimas que no le gustan, pero tienen mucho cuidado de no decirlas, por no herir susceptibilidades. Aquí nueve de las cosas que no les gustan a los chicos a la hora de irse a la cama.

Tener que mantenerse erecto más tiempo del que crees. Para ellos es difícil y muy raro mantener la erección durante todo el acto sexual. El problema no es llegar a la ella, sino mantenerla. El hombre al igual que la mujer tiene sus etapas de excitación.

El juego del pantalón y los zapatos. Para muchos hombres resulta molesto que ellos pueden desvestir completamente a su pareja, desde ropa hasta los zapatos, sin embargo, una mujer puede desvestirlo pero siempre olvida los zapatos, ellas siempre se las ingenian para no quitárselos a su pareja.

 

Orinar al momento de que su miembro está erecto. Además de que es uno de los hechos más dolorosos para los hombres también es de los más incómodos. Tienen que colocarse de una forma en la que puedan hacer pipi sin mojarse los zapatos, no ensuciarse y concentrarse para que la uretra y la vejiga accedan a no eyacular, sino a orinar.

Nunca saben cuál es el momento correcto para hacerlo. Hay hombres expertos en el conocimiento de su pareja, pero hay otros que no saben cual es el momento adecuado para hacer lo qeu tienen que hacer. Adivinar puede ser muy complicado y frustrante.

No eyacular es difícil. Al tener organismos diferentes a las mujeres, para ellos es difícil no venirse antes de que la mujer esté satisfecha. Ellos también están excitados y si pudieran ser multiorgásmicos seguro y estarían muy felices, lástima que la naturaleza no los dotó para ello.

 

No siempre es tan satisfactorio. No solo las mujeres sienten que el encuentro fue satisfactorio, esa sensación también la registran ellos. El que lleguen al orgasmo no significa que la relación haya sido la que en verdad esperaban.

Siempre se espera que terminen. Aunque no siempre pasa, pero algunas veces, tardan en llegar al orgasmo o simplemente no llega y hay mujeres que no lo comprenden.

Fingen orgasmos. La idea de que tienen que llegar al orgasmo los lleva a fingir que sí terminaron aunque no sea cierto.

 

No puede quejarse o decir nada. En algunas cuestiones, el hombre también resulta violentado o silenciado y no puede decir o quejase sobre nada de lo que no le gusta o lo que odia, y es que parece que está mal visto.

También te puede interesar:


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios