Outfit

Las pasarelas de los nuevos hombres valientes

Kevin Amato es el nuevo seleccionador de modelos para las grandes firmas

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • El modelaje y pasarelas de hombre toma Nueva York. (Foto: NYTSYN)

    El modelaje y pasarelas de hombre toma Nueva York. (Foto: NYTSYN)

Pasar una semana (de la moda) en los estands de los desfiles de ropa para caballero es maravillarse ante una abrumadoramente singular visión de la belleza masculina: delgadez espectral, altura de yardas y solo blancos, como si se tratara de un equipo de lacrosse mal nutrido. Saltan por aquí y por allá las excepciones a la regla, pero ninguna en forma tan contundente como las de Hood by Air, la marca cuya sede está en Nueva York, que recientemente cruzó el umbral entre la fascinación clandestina y la sensación patrocinada por LVMH, cuenta Matthew Schneier, para New York Times. 

Kevin en proceso de selección. (Foto: NYTSYN)

 

Los avatares en las pasarelas de Hood by Air, a diferencia de la mayoría de quienes llenan a rebosar las pasarelas, son diversos en estatura, peso, tono de piel e identidad de género. Muchos no son modelos profesionales (o, con mayor precisión, todavía no son profesionales).
Hood by Air es, nominalmente, ropa para caballero, pero sus modelos no están limitados a tales definiciones rígidas. Ofrecen la sugerencia, una potente en forma sorprendente, de que es posible definir a la belleza en forma más amplia de lo que lo hace la norma imperante.

 

El descubrimiento. 

El hombre responsable del descubrimiento de estos rostros nuevos es Kevin Amato, de 34 años, un fotógrafo y gurú del castin, con un corte de cabello estilo César, una barba de candado muy delgada y una perforación para un arete de plata del tamaño de la hendidura del cuello, donde la clavícula se une al esternón. Ha supervisado la alineación de modelos de Hood by Air desde el primer desfile de la marca, en el 2013. 

 

La nueva apuesta del modelaje en Nueva York. (Foto: NYTSYN)

Esta batalla campal, esta teoría de que el casting es contagioso, el ser libres para ser tú y yo, que fragmenta la anterior idea rígida del aspecto que debe tener un modelo. Como sucede, haya mucha demanda de los servicios de Amato como un canal reciente, necesario, entre la pasarela y el mundo real: tanto varita de zahorí como lobatera para un grupo auténticamente callejero y cada vez más comercializable.

El punto fuerte de Amato es “el casting callejero”, la jerga del sector para referirse a encontrar modelos fuera del sistema de agencias establecidas.

Hoy día, es probable que se los encuentre en los medios sociales tanto como en las calles.


El casting callejero (y su primo más glamoroso, el castin de acróbatas) no es nuevo en la moda y las marcas lo han practicado desde hace mucho tiempo en la periferia de la corriente principal.
Sin embargo, Amato aumenta sus filas con una amplia franja de jóvenes, así como de quienes tampoco están representados. Busca de todas las razas y cualquier combinación que surja de ellas; si bien él tiene ascendencia española, italiana e irlandesa, comentó que considera que el origen étnico es irrelevante. 

 

El estilo urbano y callejero se hace presente. (Foto: NYTSYN)

El género, también, es desdeñable. “Si él tiene vagina, es definitivo que está caminando”, dijo con aprobación sobre un solicitante andrógino durante una sesión del proceso de selección que llevó a cabo en un salón de belleza junto al canal en Gowanus, Brooklyn, para Joyrich, una marca que nació en Japón, cuya sede está en Los Angeles, en el periodo previo a la Semana de la Moda de Nueva York. “Nunca sabes”. Las únicas preguntas que se le hicieron a cualquier modelo fueron edad, estatura, talla de zapato y manejo de Instagram.  

 

Curtis ��������@mothermgmt @ktz_official ����

Una foto publicada por Kevin Amato (@kevin_amato) el

 

 

Los modelos.

Los hombres y las mujeres seleccionados, a los que enviaron agencias de modelos profesionales, tienden a ser, en líneas generales, de piel más clara. Para conseguir la imagen que prefiere Shayne Oliver, el director creativo de Hood by Air, comentó Amato, “tuve que crearla”.
En los primeros días, más inciertos, de Hood by Air, el castin callejero se hacía por necesidad. Las agencias no mandaban a sus principales modelos a una marca en ciernes, y quienes sí enviaban a suplentes, se resistían a la posibilidad de que aparecieran junto a tipos callejeros.
“Había que llevarlo a las calles”, dijo Oliver en una nota enviada desde Milán, donde estaba ocupado atendiendo la producción de la colección en sus nuevas fábricas de mayor calidad.

El próximo desfile de Hood by Air se hará en la Semana de la Moda en París, este mes.


Las agencias ya no ocultan su plantilla. Ahora, ya también incluyen a los descubrimientos de Amato.
Amato está constantemente alerta en busca de su siguiente descubrimiento. “Si veo a alguien, me le acerco”, contó. “Ahora creo que es más fácil porque la gente me reconoce mucho, también. Dicen: 'Oh, conoces a fulano y zutano’. Se está armando una familia”.
Las ramas del árbol genealógico siempre hacia afuera.

Los amigos traen a sus amigos; el elenco se convierte en seleccionador.


En la sesión de casting de Amato, Daniel Singh, de 15 años, un estudiante en el bachillerato de arte y diseño, a quien se encontró en la calle Essex, llegó con un amigo. “Lo conocimos por Instagram”, dijo Singh.
Yabari Jalid, a quien Amato llama Jacuzzi, se quedó horas. Llegó con una amiga, Kia T’rey, quien terminó probando diversos estilos, mientras Tom Hirota, el fundador de Joyrich, observaba deleitado. (Al final, Jalid y T’rey encontraron un lugar en la presentación de esa marca, y Singh, en el desfile de Hood by Air.) 

 

���� in bio. @myjacuzzi @phannthomd @mothermgmt

Un vídeo publicado por Kevin Amato (@kevin_amato) el


Algunos de los descubrimientos de Amato se convirtieron en exploradores satélites. Walter Pearce, quien fuera asistente de Amato por algún tiempo, tiene una mirada brillante, y una imagen chic y artera, con las que consiguió sitios en la pasarela de Gosha Rubchinskiy en París y en VFiles, en Nueva York. Ahora hace búsquedas para Amato, a quien, en cierto sentido, considera su mentor.
“Tengo 19 años, pero ya llevo un rato en esto”, dijo. Sin embargo, Amato “me enseñó más que ninguna otra persona; 'conoce el oficio’”.

Rostro de uno de los modelos seleccionados por Amato. (Foto: NYTSYN)


Los desfiles de modas van y vienen, pero el teléfono de Amato nunca deja de sonar. “Mantengo correspondencias las 24 horas del día”, dijo, y estimó que recibe 30 a 40 correos electrónicos al día que le envían modelos interesados.
Esta guirnalda de conexiones asegura una medida de autenticidad, que es lo que empieza a erosionarse a medida que las marcas corporativas se apropian de la imagen del castin callejero, y las agencias de modelaje se apresuran a añadir a sus juntas a quienes lo tienen.
“Se ha vuelto excesivamente popular”, comentó Samuel Zakuto, un agente en Re:Quest Models. “Antes, solo era aquí”.

Es probable que Amato siga delante de la tendencia general. Cuando vuelva a iniciar la temporada de ropa para caballeros en junio, es factible que, en gran medida, las pasarelas sean como siempre han sido. Sin embargo, las manecillas se mueven, y pareciera que la vanguardia, los directores de castin, los diseñadores y los editores de revistas están prestando atención. “No quieres pensar que las personas están observando todo”, dijo Amato. Sin embargo, los medios sociales han hecho que rastrear los entusiasmos de otros sea relativamente fácil. A veces, Amato dijo, recibe un texto: “¿Conoces a estas personas? Me pidieron que modele para ellas. Me buscaron inmediatamente después de que te gustó mi fotografía”. 

 

@vfiles @ruthgruca ��������������

Una foto publicada por Kevin Amato (@kevin_amato) el

 

Ahora, las principales marcas, como DKNY, han experimentado poniendo a talento del castin callejero en sus desfiles y campañas publicitarias y, una vez que se introduce a los modelos de Amato, aparecen en los desfiles y las presentaciones de la competencia, como Kanye West en Adidas Originals durante la Semana de la Moda de Nueva York.
“Creo que se convirtió en un estilo, algo que quiere la gente”, comentó Amato.

“La mayoría de las llamadas que recibo son: 'Lo intentamos. Queremos hacerlo bien’”.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios