Outfit

Dior se viste de flores y camuflaje

El diseñador Van Assche reclama la flor para el varón en su colección Spring-Summer 2016

Soy Carmin
Por Soy Carmin

El diseñador  Kris Van Assche sorprende al mundo con su colección Dior Homme presentada en el Paris Mens Fashion. 

El modisto puede decir que ha cumplido con su objetivo en estos nueve años al frente de una firma en la que asegura sentirse "muy feliz" y donde "se divierte cada vez más", como explicó en una entrevista con Efe en París. 

Gran reto

Su misión no parecía fácil, puesto que debía compaginar sus intereses creativos con la herencia de la casa y, sobre todo, desmarcarse del éxito de su antecesor en el puesto, el modisto franco-italo-tunecino Hedi Slimane. 

 


"Mi trayectoria es una mezcla de suerte y de mucho trabajo", confesó.

El joven profesional que se atrevió a soñar con la moda en Londerzeel, la población de menos de 20.000 habitantes ubicada en Flandes en la que creció. 
Considera que gran parte de su éxito, que parece aún no creerse, se debe a que supo "muy pronto" a lo que quería dedicar su vida y esto le permitió aunar todos sus esfuerzos para conseguir su objetivo. 

"Tuve la ocasión de estudiar en una escuela muy buena, de trabajar mucho y duramente", incidió.

 

Es graduado de la prestigiosa Real Academia de Bellas Artes de Amberes, de la que también proceden reconocidas agujas del calendario de París como Dries Van Noten, Ann Demeulemeester, Martin Margiela o Walter Van Beirendonck. 
Esa experiencia le permitió integrarse en 1998 como becario en el equipo de Slimane en Yves Saint Laurent, en la primera etapa en que este modisto estuvo al frente de la división masculina de la firma francesa con la que ahora está revolucionando la moda de mujer y hombre. 

La firma

Entró en Dior Homme de la mano de su maestro cuando fue nombrado director artístico de la firma con la que popularizaría sus famosas siluetas de pantalones pitillo que acabaron marcando el estilo de una época. 
En 2004, después de seis años junto a Slimane, Van Assche decidió que había llegado el momento de abrir su propia firma, para lo que prefirió abandonar su puesto en Dior. 
"No estoy continuamente reflexionando sobre mi trayectoria", especificó Van Assche, quien regresó en 2007 a la casa fundada por Christian Dior, pero esta vez por la puerta grande, al ser nombrado responsable de la línea. 
Cuando echa la vista atrás, no obstante, se da cuenta de que está a punto de cumplir una década en el cargo y rápidamente advierte que está "contento de estar aquí". 
En este camino, en que ha conseguido ampliar las perspectivas del cliente de Dior gracias a renovados diseños de etiqueta y siluetas deportivas, ha tenido que renunciar a su proyecto personal. 
Ha decidido que la marca que lleva su nombre, que se ha mantenido independiente del capital de los grandes grupos del lujo, entre en una fase de letargo ante la dificultad de mantenerse en un mercado tan competitivo, como declaró hace un mes a "Women's Wear Daily". 

Dior.

"Ahora me concentro en Dior",

Explicó el diseñador, de 39 años, después de haber presentado en París su colección primavera-verano 2016 para la firma de LVMH y asegurar que ya tenía "una pequeña idea en su cabeza sobre la próxima temporada". 
En este desfile ofreció a la clientela modelos de elegancia desenfadada que oscilan entre el estampado de camuflaje, los chalecos de rombos y las cazadoras "bomber" con bordados de flores. 
Su proceso creativo pasa por "una búsqueda de imágenes e influencias" con la que encontrar una inspiración que se combine con "tejidos y nuevas técnicas de fabricación". 
"La vida continúa", reconoció Van Assche, como prueba de su compromiso con no dejar que la nostalgia lastre su futuro.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios