Outfit

7 razones por las que odio usar tacones

¡Mis pies no están hechos para usar zapatos de tacón!

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Foto:themusthave.

    Foto:themusthave.

Vivimos en un mundo donde los clichés pretenden indicar los caminos correctos de la vida. Qué decir, qué hacer, hasta qué es lo que se ve bien. Y en este punto me encuentro con los tacones, ese tipo de calzado lindo y favorecedor para la figura, es para mí es una especie de tortura y para todas las mujeres quizá uno de los objetos más sobrevalorados en el mundo.

Y NO estoy loca ni nada por el estilo; es únicamente que cada vez que escucho esa palabra pienso en el dolor innecesario que causa ese invento diabólico...  Prefiero sentirme cómoda y aunque mi outfit de pronto parezca un tanto informal, yo me siento muy bien.

 

El zapato de tacón puede incrementar el riesgo de desarrollar osteoartritis, te lleva a doblar las rodillas y arquear la espalda, agrega más estrés a las rótulas y esto a su vez desgasta el cartílago. Además te salen ampollas ¿Quieres más razones?

Si tú también odias los tacones, esto es para ti:

1. Las que no usamos tacones: estamos en contra de las terribles caídas, tenemos claro que los zapatos de tacón lo más bajito posible siempre serán nuestros mejores amigos :)

 

 2. Nuestras preferencias son muy marcadas: nuestro guardarropa está lleno de flats y tenis, un par de sandalias y botas cómodas. Si a acaso un par de tacones/bajitos (negros) para eso de las emergencias formales.  Sólo eso es necesario para conquistar el mundo y ser feliz.

 

3.  No es obligatorio usar tacones: Mi mamá dice que hay que aprender a usarlos porque en algún momento serán necesario, o porque hay atuendos que únicamente con tacones se ven bien. La verdad es que tiene razón, pero creo que siempre hay otra forma de vestir y verse bien sin estar encima de tremendos zancos.

 

4.  No son lo más sexy: A pesar del gran fetiche que representan para muchos hombres, un par de tacones no es necesariamente lo más sexy que puede usar una mujer. Hay un mundo por explorar y descubrir antes de afirmar lo anterior.

 

5.  Tus pies no necesitan sufrir: Cuando no usas tacones, no hay callos, rozaduras, resequedad ni juanetes. Los pies se conservan tan lindos y tersos como cuando eras una pequeña niña. 

 

6. Puedo bailar como una diosa. Eres la última en sentarte y la que baila como profesional porque no hay tacones que te lo impidan. Disfrutas de todas tus salidas sin terminar con los tacones en la mano, como muchas...

 

7. Jamás me uniré a este clan: Mis amigas, las amantes de los tacones han tratado de convencerme varias veces de que me una a su culto del dolor, como si esto fuera una obligación. ¡Yo la verdad paso!

Esto te puede interesar:

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios