Celebs

¿Sabes quién fue María Izquierdo?

Una de las grandes mujeres que cambió la historia

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • María Izquierdo   (Foto: I.ytimg.com)

    María Izquierdo (Foto: I.ytimg.com)

Una de las frases célebres de esta artista que “Es un delito ser mujer y tener talento”. Contemporánea de Frida Kahlo, María Izquierdo se encuentra entre las primeras artistas que rompieron con las restricciones impuestas por una sociedad machista en las que las actividades de la mujer estaban tradicionalmente confinadas a los roles de esposa, madre y ama de casa.

Ella, al igual que otra mujeres que le siguieron luchó por consolidar un lenguaje visual de carácter individual, espontáneo y ajeno a todo academicismo en una época donde una carrera independiente por la mujer fue por mucho tiempo difícil de lograr.

Orando   (Foto: Revistaarquitk.com.mx)

 

Nació en Jalisco, a los quince años la casan con un militar, con quién procrea tres hijos. La familia se traslada a la Ciudad de México y al poco tiempo se divorcia, descubre en la capital una atmósfera de ebullición cultural que la lleva a ingresar a la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA). Su espíritu curioso, inquieto e inconforme le impide adaptarse al conservadurismo de la escuela. La cual abandona al cabo de un año y se dedica a pintar por su cuenta.

Sus naturalezas muertas, paisajes y retratos revelan lo más profundo del alma mexicana, en un léxico totalmente contrario al de la Escuela Mexicana. Desarrollan también una veta metafísica que los emparenta con las atmósferas crípticas de Giorgio de Chirico, en las que los personajes aparecen en escenas insólitas o paisajes de ruinas abandonadas y estatuas mutiladas que trasminan aires arcanos.

Bodegón   (Foto: Revistaarquitk.com.mx)

 

Sus desnudos femeninos son cuerpos sólidos y poderosos. Su pintura de la década de los treinta está marcada por una frescura y una espontaneidad asombrosas. Sus óleos y acuarelas son el reflejo de su espíritu libre y plenamente lúdico que da vuelo a una imaginación desbordada y que consigue captar la esencia de la mexicanidad a partir de metáforas poéticas.

Sus temas aparentemente ingenuos –bailarinas, desnudos femeninos, circos, caballos, vacas, gallos, perros y otros animales, personajes del pueblo, niños, objetos y tradiciones populares– están cargados de una fuerza a un tiempo telúrica y mágica que crea atmósferas místicas preñadas de una singular melancolía y, en algunos casos, de un aire de desolación.

Velo de nocia   (Foto: Bp.blogspot.com)

 

Paralelamente a su creación plástica, María se desempeñó como maestra de dibujo y pintura en diversas instituciones, dictó conferencias, participó activamente en la lear (Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios) y se convirtió en una figura icónica en el medio cultural mexicano. Alegre, vivaracha, inteligente, con una personalidad que combinaba el provincianismo y la sofisticación. 

En 1948 y en plena ebullición creativa, María es víctima de una hemiplejia que le paraliza el lado derecho del cuerpo y le hace perder el habla. Ahí comienza el declive físico que culminará con su muerte en 1955, provocada por una embolia.

También te puede interesar:

10 magníficos inventos hechos por mujeres

 

¿Conoces la historia de Mary Kay?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios