Celebs

Rebeca Gucon está decidida a conquistar

La actriz busca mostrar su talento en teatro y en cine.

María Consuelo Leyson
Por María Consuelo Leyson

Camaleónica, apasionada, arrebatada, cariñosa, entregada y muy arriesgada, es así como se describe Rebeca Gutiérrez Contreras, una joven sinaloense, quien desde chica supo que lo suyo era la actuación, y desde hace tiempo se ha dedicado a perseguir sus sueños a lo grande. Es así como, hasta hoy, ha obtenido papeles importantes en diversas telenovelas y programas de televisión, mismos que la han hecho aprender, crecer y conocer mucho más del medio en el que se desenvuelve. Todavía le falta camino por recorrer, pero no cabe duda de que Rebeca ha dejado marca y con su talento ha puesto en alto el nombre del estado.

¿Cuándo comenzaste a actuar?
Inicié a actuar hasta los 18, 19 años, que me inscribí en una escuela de actuación en la ciudad de Culiacán. En mi infancia deseaba que fuera época de Navidad, porque siempre entre familia interpretábamos el nacimiento del niño Jesús y yo daba lo que fuera siempre por ser la Virgen María y dirigir a todos mis primos en esta “obra de teatro”, incluso a los más grandes.

¿Cómo nació tu inquietud por hacerlo?
A los 8 años fue la primera vez que me paré en un escenario, fue para una pasarela que organizó el colegio, y desde ese momento decidí que siempre quería estar sobre uno.

¿En qué proyectos has trabajado?
Inicié mi carrera como conductora, en la ciudad de Culiacán, tenía un programa de televisión llamado Yo ProMuevo Culiacán; estaba en radio al mismo tiempo, y haciendo obras de teatro en la escuela de actuación.

Al llegar a la Ciudad de México me dediqué por completo a mis estudios en el CEA, pero trabajaba los fines de semana como conductora de Las palmas de oro.

Al graduarme, comencé con las telenovelas y he tenido participación en algunas, como: Libre para amarte, Muchacha italiana viene a casarse, Hasta el fin del mundo, Cásate conmigo, mi amor. En conducción, en Telehit, On the Rox, al lado de Roxana Castellanos y en algunos comerciales para Bimbo, Dog Chow y Príncipe.

Foto: Cortesía

 

¿Fue difícil el salir de tu ciudad natal para buscar tus sueños?


Siempre es difícil dejar la casa de los papás, pero yo tenía muy en claro desde muy corta edad dónde tenía que estar para desarrollarme como actriz y conductora, así que en realidad no fue difícil.

En cuanto puse un pie en la Ciudad de México mi semblante cambió, era plena, pertenecía a este medio. Así que sí, extraño mucho a mi familia, pero mi felicidad lo recompensa y logro un equilibrio.

¿Cómo es tu personaje en la telenovela ‘antes muerta que lichita’?
'Ivette’ es una recepcionista de Icónika, la empresa donde trabaja ‘Lichita’ (Maite Perroni); ella es muy imprudente, por no llamarla ‘metiche’. Al lado de ‘Ivonne’, su compañera, se encarga de enterarse y difundir cualquier rumor de la empresa. Yo la describí como una chava ambiciosa, pero su coeficiente no le da mucho; llega a ser muy ingenua, al mismo tiempo que muy maldita y todo el tiempo se burla de todo mundo. Es la cara bonita que recibe a todos los clientes, pero no entiende nadita qué sucede realmente dentro de la empresa. Está más preocupada por verse bien que por saber más.

¿Qué papel te gusta más interpretar, la buena o la villana?


Es más divertido siempre interpretar a una villana. Me han comentado varios productores que tengo cara de villana, pero carácter de buena. Así que una combinación para mí sería ideal, una villana que tenga su lado débil y noble sería interesante, no caer en el cliché de la mala del cuento.

¿Cómo fue tu llegada al distrito federal?
Fue y sigue siendo muy dura, la competencia cada vez es más fuerte y van varios proyectos que tengo 3/4 del cuerpo dentro del proyecto y a la hora final queda otra actriz. Al ser nuevo talento es difícil que te den oportunidades con personajes de peso, debido a que encuentran una gran variedad de actrices ya reconocidas y se van a la segura, pero es una carrera de persistencia. La virtud más grande de un actor es la paciencia, así que a seguir demostrando lo que puedo dar a nivel actoral y como ser humano. Estoy segura que la pasión que tengo por esta carrera hará que se den cuenta de mi amor por la actuación y mi entrega total.

Foto: Cortesía

 

¿Qué, pudieras decir, te hace falta por hacer?


Teatro, en el que como actriz estoy expuesta 100 por ciento y debo tener la capacidad de sacar adelante la obra de teatro bajo cualquier percance, equivocación o lo que sea que suceda en escena; ese es el verdadero reto del actor, estar frente al público sin una segunda toma.

Y hablando de mi vida, me faltan muchas cosas por hacer, muchos retos, aspiraciones, aprendizajes. Soy un ser humano en constante movimiento, así que seguramente me faltan miles de cosas por aprender y por hacer. 

¿Qué experiencia te dejó el trabajar en un proyecto personal en tu estado, como lo fue la película ‘Buscando Esperanza’? 
El cine es arte, y Sinaloa apuesta en el arte, así que estoy muy agradecida con todas las personas e instituciones que formaron parte de este proyecto. Los sinaloenses somos apasionados, entregados y muy cálidos, así que cada persona que formó parte de esta producción me dejó un granito de su ser. Aunque debo comentarles que el proyecto de Buscando esperanza no ha terminado, nos faltan dos semanas de rodaje; al ser cine independiente y no contar con inversionista mayoritario, sino sólo con el apoyo del estado, empresas e instituciones que le apostaron al proyecto, no fue suficiente, hablando económicamente.

Hacer una película es muy costoso: desde la renta del equipo, la iluminación, las cámaras, el crew, maquillistas, maquillaje especial, las locaciones y demás, cuestan, y por desgracia, no logramos cerrar la película en el tiempo que lo teníamos programado; en este tipo de proyecto siempre salen imprevistos y ahorita estoy de vuelta en búsqueda de patrocinios para el último jalón de rodaje de Buscando esperanza. Esto no quiere decir que el proyecto esté parado, tenemos un tráiler, con el cual estamos buscando esos patrocinadores para lograr esta película que sabemos será algo muy bueno para Sinaloa, y que tiene calidad de primer nivel.

¿Cómo ha sido trabajar junto a Facundo?
Divertido, lo que le sigue. Es un jefe que no se le puede llamar así, es más amigo que jefe; logramos un entendimiento en el programa muy bonito; me da libertad de decir y hacer lo que se me ocurra y no lo veo como trabajo, es más diversión que nada. Facundo es muy astuto e inteligente, sabe perfectamente a qué público está dirigido el programa y les da las locuras que la gente quiere ver. Yo estoy encantada, porque aparte, el equipo de trabajo realmente formamos una familia, estamos todos en la misma sintonía y entendemos las locuras de Facundo al 100 por ciento.

Foto: Cortesía

 

¿Tienes algún ejercicio especial que realices antes de empezar a grabar? 
En el programa es muy divertido, tengo muchos ejercicios vocales para que a la hora de hablar no me trabe; y el cuerpo, es un poco de ejercicio físico, unos saltos por acá, unos saltos por allá y lista para iniciar el programa con la energía bien arriba. En la telenovela sí es más tranquilo; mi personaje es un poco exagerada, así que, al igual, es gesticular muchísimo antes de iniciar a grabar. En algunos casos, como obras de teatro o personajes que requieren escenas más fuertes, sí es completa serenidad y enfocarme en lo que le está ocurriendo al personaje en ese momento, todas las emociones o sentimientos o ganas de llorar que tenga es guardarlos hasta que digan “3, 2.. Y a grabar”.De tus proyectos, 

¿Cuál te ha gustado más?
Buscando esperanza es y sigue siendo un gran reto, llevar la estafeta de una producción de cine independiente y al mismo tiempo actuar, ayudar a la producción en cualquier imprevisto, lograr esa sincronía con los demás actores, y al mismo tiempo entregarle todo mi ser a ‘Esperanza Muñoz’, me dejó un aprendizaje vasto.

¿Cómo aprecias el talento sinaloense?
Como comentaba, Sinaloa es arte. Fue fascinante para mí estar en el cásting para la película frente a muchísimos jóvenes y no tan jóvenes que se entusiasmaron al enterarse que se estaba haciendo una película en Sinaloa. Me sorprendí muchísimo al ver la calidad actoral; en danza, igual conozco a magníficas bailarinas de Sinaloa: desde folclor hasta danza contemporánea. Mi inquietud por hacer en el estado es crear espacios destinados al arte, foros donde los jóvenes puedan presentarse. Estoy enamorada de un edificio antiguo frente a la Plazuela Rosales, creo que antes fue la escuela de comunicación; el edificio, en algún momento de mi vida, será mío y estará destinado a eso, a crear espacios donde todos los artistas que tenemos en Sinaloa tengan espacio para presentarse y empapar a la gente de arte.

¿Cuáles son tus planes a futuro?  


Profesionalmente, mi objetivo es un protagónico o antagónico en una telenovela, pero tengo mucha hambre de hacer cine y series; no seré una actriz que sólo se cierre a las telenovelas, quiero ser una actriz camaleónica.

Personales, acabo de iniciar mi familia, hace dos meses me casé con David Meza, mi novio de hace casi ocho años; así que, personalmente, es ser la mejor esposa, hija, hermana y amiga que las personas que amo puedan tener a su lado. No soy de las personas que planean, soy de las que hacen, así que hablar a futuro no puedo, porque estoy trabajando en mi presente. La vida dirá.
 

PERFIL

Rebeca Gutiérrez Contreras
Ciudad natal:
Culiacán, Sin. 
Fecha de nacimiento: 18 de noviembre de 1988
Hobby: Deportes extremos y el gimnasio
Libro favorito: La maestría del amor y Tokio Blues
Película preferida: El laberinto del fauno y Elsa y Fred
Actor o actriz que admira: Meryl Streep
Familia: Mi todo
Comida favorita: La de mamá
Frase que te guste: “Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida”.
 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios