Celebs

Petra Nemcova, la top que sobrevivió al tsunami

La joven combina su pasión por ayudar y las pasarelas

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Petra Nemcova. (EFE)

    Petra Nemcova. (EFE)

La modelo checa Petra Nemcova, que sobrevivió al tsunami de Tailandia de 2004, y que ayudó a reconstruir el país gracias a la fundación que dirige, ha visitado la pasarela madrileña y ha alabado los “valientes” diseños de David Delfin y la alta costura de Alfredo Villalba.

La ola gigante que azotó Tailandia en la Navidad de 2004 le rompió la pelvis, le arrebato a su novio y la dejó ocho horas subida una palmera, hasta que la rescataron.

Para Petrova, ese día las prioridades dieron un vuelco, y su labor filantrópica con la fundación “Happy Hearts”, creada por ella tras el desastre, pasaría a un primer plano; pero la moda es su trabajo y, a sus 36 años, no piensa en colgar sus tacones.

Petra Nemcova. (EFE)

 

Voluntaria, por los demás

“En la fundación soy voluntaria, pero la moda es mi trabajo, aunque he de reconocer que ‘Happy Hearts’ ocupa casi el 90 por ciento de mi tiempo” explicó a EFE Petrova, enfundada en un vestido blanco del diseñador David Delfin, después de ver el desfile para la temporada otoño/invierno 2016 del madrileño, invitada por Mercedes-Benz.

 

Hollaaaaa....So excited to be back in #Espania.������ This time for #mercedesbenzfashionweek in #Madrid. #MFW

Una foto publicada por Petra Nemcova (@pnemcova) el

Es muy fiel a sí mismo y a su identidad, mientras otros diseñadores siguen las tendencias, y eso no es fácil de hacer” ha alabado la modelo.

Quién también ha tenido palabras de admiración para los vestidos de alta costura de Alfredo Villalba y los zapatos de Manolo Blahnik.

Desde que Nemcova fue la protagonista de la revista “Sports Illustrated”, pocos meses antes del tsunami, ni la ola ha conseguido apagar su carrera.

“Creo que ese trabajo es de los mayores hitos en mi, porque si sales en una portada de una revista de moda, la gente te ve, pero no te conoce, mientras que “Sports Illustrated” te da una dimensión como personaje, te lleva a la televisión y la gente conoce como eres y tus valores”, ha explicado la modelo, quién reconoce que, hoy en día, son las redes sociales las que hacen esta función.

Aunque sigue siendo fiel a la moda, que le permite “desconectar el cerebro de las estrategias de la fundación” y divertirse, sí ha tenido que hacer algún sacrificio durante su carrera, para que su labor filantrópica se tomara con seriedad.

Bella y filántropa

“Dejé, durante siete años, de hacer posados sexis en bañador o ropa interior, porque la gente creía que “Happy Hearts” era publicidad o apariencia”, ha explicado la modelo, quién ha añadido que “estar un día hablando frente a la ONU y, al siguiente, mostrando su cuerpo casi desnudo en una portada” le restaba credibilidad a ojos de la gente.

Ahora, tras 130 escuelas levantadas en 9 países, con su fundación, se anima a enseñar pierna de nuevo, porque los datos hablan por ella y ya no tiene “que demostrar nada”.

 

En la moda y en su labor solidaria, encuentra cosas diferentes, pero complementarias: “Mezclo lo que aprendo en los dos mundos, de la moda extraigo el márquetin y la publicidad que aplico en la fundación, y de mi labor filantrópica, aprendo cómo entender y escuchar a la gente con la que trabajo en la moda”, ha concluido la modelo. 

 

¿Quieres más notas como estas?

 

Información y fotos EFE.

Esto te interesa: 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios