Celebs

Las lecciones que nos enseña Victoria Beckham

Una mujer que poco le ha importado tener la aceptación del mundo, pero siempre avanza. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo
  • Glamour

    Glamour

Victoria Caroline Adams, nacida el 17 de abril de 1974 y mejor conocida como Victoria Beckham (apellido que lleva por su matrimonio con el futbolista inglés David Beckham), es una cantante inglesa.

Su fama surgió a raíz de que formó parte del grupo Spice Girls, bajo el apodo de Posh Spice. Ahora es una conocida diseñadora de moda, embajadora Internacional de Buena Voluntad de ONUSIDA y fue distinguida por la revista Glamour como «una de las Mujeres del Año 2015 por su trabajo justamente en la industria de la alta costura, su perspicacia comercial y su trabajo filantrópico en materia del VIH.

Pero esta mujer no solo nos ha enseñado de estilo y buen gusto, ante ella el mundo se ha dividido en dos: están los que la aman y el resto que la odia a muerte, cosa que a ella no le importa y desde hace muchos años hizo a un lado el juego de chica únicamente con cara bella para apoyar a los más necesitados. Aquí sus lecciones de vida: 

1. No le tienes que caer bien a todo el mundo para ser exitosa

 

 

Su marca de ropa ha tenido uno de los crecimientos más exponenciales, colocando su fortuna personal en un estimado de 210 millones de libras.

La creencia de que para que una mujer tenga éxito, le tiene que caer bien a todos, con Victoria se rompe, han valido más sus esfuerzos y su astucia. 

2. Puedes pasarte por donde quieras el término “arpía”

 

 

Los hombres no tienen que pelear para ser aceptados y queridos por la gente, de hecho, un hombre frío y distante es percibido como asertivo y enfocado en los negocios, mientras que una mujer con esas cualidades es percibida como una arpía (ejemplos hay muchos, pero seguramente Victoria Beckham tiene este adjetivo en sus cabezas) y a ella no le ha importado un comino.

Aunque en sus inicios se hicieron esfuerzos para “suavizar” su imagen y hacerla más agradable para el público, Victoria nunca lo logró y eventualmente dejó de importarle. Y eso no la ha detenido ni un sólo día.

3. Si te concentras en lo importante, puedes tenerlo todo

 

 

Esta mujer nunca se metió al rollo de concursar por la popularidad, ella se enfocó en lo que es importante para su vida: criar a sus 4 hijos, ser parte de una de las parejas más poderosas del mundo y crear su propio imperio en la moda, todo bajo sus propios términos. 

Lo único que hace es trabajar, enfocarse y como todas tiene sus errores, pero los supera. 

4. Te puedes reinventar las veces que quieras

 

 

Si pensamos en Victoria Beckham siendo una Spice Girl se nos viene a la mente un outfit muy cuestionable que nada tiene que ver con la propuesta que ella hace en su firma, apostándole a looks súper minimalistas, con cortes cuidados y accesorios de impacto.

5. Menos siempre es más

 

 

Y pasando del empoderamiento al estilo, que definitivamente van de la mano, la lección básica de Victoria Beckham al día de hoy es ésta: Menos es más.

Su look es impecable, distinguido y por demás favorecerdor. La mujer claramente sabe lo que le queda bien y es lo que usa. 

"Si tienes grandes sueños y trabajas duro puedes lograr grandes cosas", esta fue la última declaración de Victoria, de 43 años a los medios tras recibir la distinción Orden del Imperio Británico (OBE), en un acto celebrado en el palacio de Buckingham en Londres, en donde participó el Príncipe Guillermo, nieto de la reina Isabel II 

Esto te puede interesar:  

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios