Buena Vida

¡Mujer independiente!

Cree en ti, acéptate e independízate financiera y emocionalmente

Norma Portillo
Por Norma Portillo
Independiente y feliz  (Foto:.Menopausiafeliz.net)

 

Estudios recientes demuestran que entre más independiente seamos, más felices nos sentimos, ya que el tomar las riendas de nuestra vida implica una sensación de bienestar y alegría. 

Aceptarnos como somos; reconocer y admitir nuestro cuerpo, personalidad o preferencias son parte muy importante para ser independiente.

Creer en nosotras, en nuestras decisiones, en lo que pensamos y sentimos. Vivir de forma independiente nos permite ver lo bueno y lo malo que tiene el mundo, así como elegir conscientemente abordarlo de manera optimista y responsable.

Todos en algún momento de nuestras vidas necesitamos de alguien. Es normal que sintamos apego por las personas que nos rodean y queremos, pero eso no quiere decir que dejemos que estas personas determinen el nivel de nuestra felicidad. Recuerda que eres feliz porque tú te lo has permitido y no porque dependa de otras personas.

Para ello, necesitamos motivarnos diariamente, cambiar nuestros hábitos de aplazar las cosas. Las personas más exitosas no son las más brillantes e inteligentes, sino las que perseveran y no se rinden ante los problemas que se presentan al seguir sus objetivos. Demuéstrate que eres la mejor. No dejes que la gente haga las cosas que puedes hacer por ti misma.

Para que tu independencia personal sea completa es necesario que financieramente seas solvente. Tener dinero implica pagar tus propios gastos sin tener que pedir a tus padres, esposo, hijos o amigos.

Trabajar nos permite obtener dinero, el cual nos permitirá sentirnos útiles y felices, ya que a la vez que nos movemos en otros ámbitos, conocemos gente, aprendemos a ser tolerantes y nos demostramos que podemos lograr lo que queremos.

El trabajo, además de hacernos sentir útiles en la sociedad, nos dignifica y al obtener retribución por hacerlo, podemos cubrir nuestras necesidades sin tener que depender de nadie.

Una mujer independiente aprende a ahorrar, abre una cuenta bancaria y es precavida al gastar, porque el hacerlo le permite vivir tranquila para enfocase en lo importante de su vida.      


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios