Buena Vida

Y tú ¿eres una mujer posmoderna?

La virginidad ya no es una obligación moral

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Mujer posmoderna   (Foto: Aion.mx)

    Mujer posmoderna (Foto: Aion.mx)

Estos tiempos posmodernos han permitido que la mujer actual deje de estar sujetas a las críticas de la moralidad que anteriormente le impedían ejercer su sexualidad con libertad, la píldora anticonceptiva y la revolución sexual han ayudado a esto.

Sin embargo, aunque para la mujer el sexo como goce del cuerpo ha quedado desvinculado del amor, y la virginidad ya no es una obligación moral, no deja de estar presente la ambivalencia entre las necesidades femeninas de expresión sexual y la insatisfacción generada por el sexo casual, vacío, y en última instancia, innecesario.

Sexo casual   (Foto: Pescuello .com)

 

Aun en el siglo XXI la mujer busca una continuidad en sus relaciones, y muestra un retorno al compromiso, a la relación, al amor.

El sexo casual y gratificante le dio una sensación de libertad y de poderío a finales del siglo pasado, pero esto ha demostrado ser insuficiente 

La mujer desea compartir y expresar libremente su sexualidad en un ámbito de confianza y de respeto, la mujer sigue buscando a la pareja.

La mujer es ahora independiente económicamente y aceptada socialmente sin marido. Ya no busca un hombre ni por razones legales, ni sociales, ni con el fin de la procreación, del sexo o del dinero.

Pescando marido   (Foto: Loreto.org.ar)

 

Ahora más que nunca es capaz de disociar el amor y la relación de pareja del matrimonio, y el amor se conjuga ahora con las aspiraciones a la autonomía individual.

Como testimonio de esto, está la nueva actitud frente al divorcio, ya que ahora son más las mujeres que toman la iniciativa de romper con el compromiso matrimonial, acusando con más intensidad al hombre de las fallas en la vida en común, y optando por la soledad antes que el desamor.

La percepción de la diferencia entre los géneros no se ha disipado, a pesar de los intentos publicitarios y mercantilistas de crear y vender una imagen andrógina que reúna a ambos sexos en el mismo ser

Amor y pareja    (Foto: Salud180.com)

 

Los hombres siguen considerando a las mujeres enigmáticas y contradictorias, imprevisibles y complicadas

Por otro lado las mujeres les reprochan a los hombres su falta de sentimentalismo y su egoísmo. Ahora que el hombre no satisface a la mujer a través de lo social, lo económico o lo legal, este se encuentra bajo la exigencia de lo afectivo y lo moral, ya que la mujer quiere un hombre viril pero feminizado en lo emocional.

Ante estas nuevas demandas el hombre no puede más que sentirse terriblemente confundido, y muchas veces prefiere huir al compromiso de pareja y hasta alienarse totalmente.

¿Te identificas como mujer posmoderna?

También te puede interesar:

Mujer congruente y actual

“Hechos que toda mujer actual debe aceptar”

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios