Buena Vida

Y a pesar de todo no me arrepiento de ser la otra

Sé que muchas no lo entenderán, pero esta es la OTRA versión de la historia, el testimonio de las que somos llamadas "amantes". 

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • shutterstock.com

    shutterstock.com

En el mundo existen las esposas y las "queridas" y pretender que esto no es cierto es solo una forma de engañar al mundo entero. Con estas palabras que hoy comparto no pretendo "justificar" mis actos, ni tampoco decir que no me importan los demás o que soy una mujer fatal como en las películas.

Para mi, las cosas de la vida no deberían ser tan complicadas y no creo que los golpes de pecho nos hagan más felices que ser fieles y honestos con nuestros propios sentimientos. 

Sé que muchas mujeres se sentirán ofendidas al leer esta historia, porque estarán del lado de las "esposas", pero también estarán aquellas que se sentirán IDENTIFICADAS y ese es el propósito de todo esto. 

TODAS TENEMOS UNA HISTORIA Y TODAS MERECEMOS SER ESCUCHADAS

Del lado de las "queridas", las "amantes", las "otras", también hay sentimientos involucrados, también hay mujeres que se enamoran y que deciden estar a lado de una persona aunque sea solo a medias, aunque no sea como "debería de ser". 

No todos los amores paralelos están llenos de alevosía y burla contra la esposa, a veces solo son situaciones que se dan de forma inesperada, porque ambas partes lo desean, porque es algo que se quiere.

A pesar de todas las cosas que han ocurrido en mi vida, puedo decir que no me arrepiento de ser "la otra", porque el tiempo que he pasado con esa persona ha sido suficiente para mi y no hay que malinterpretar esto, pues no es que "me quiera poquito", porque la verdad es que me quiero y mucho, soy exitosa, perseverante, tenaz y estoy rodeada de gente que amo. 

No he sacrificado mi autoestima ni mi valor como persona, porque no me he rebajado a aceptar NADA que yo no quiera. No soy la "amante" por obligación, ni estoy atada a la ilusión de un día ser la nueva esposa, yo solo vivo este momento y lo atesoro. Lo que venga después es algo en lo que no pienso. 

Simplemente, mi relación es algo personal, algo de lo que no necesito presumir ni justificar porque lo que yo obtengo de él es compañía, comprensión y amor cuando es necesario. No busco un NOVIO TROFEO para presumir en todos lados ni para amarrarlo a mi vida. 

Solo somos dos personas adultas que han decidido compartir su vida. 

Lo que yo necesitaba era alguien que me hiciera sentir cómoda, identificada y feliz y lo encontré en él, aunque las circunstancias de su vida son diferentes a lo que dicta la norma social, aún así decidí seguir los deseos de mi corazón. 

No envidio a su esposa ni le guardo rencor. La historia que tienen ellos es algo que no es de mi incumbencia y que no pretendo manchar ni denigrar. Lo que ocurre en su casa, es cosa de ellos, yo no vengo a "destronar" a nadie, solo me doy la oportunidad de estar con la persona que amo, porque también tengo el DERECHO. 

No estoy obligando a nadie a hacer nada que no quiere. 

Al final, cada uno de nosotros vamos dibujando nuestra vida de la forma que mejor nos parece y aunque las cosas sean "diferentes" no significa que sean menos valiosas. 

Las "otras" también somos mujeres que trabajan, que luchan por sus sueños y deseos y no quiere decir que vayamos por la vida buscando hombres para "engatusarlos". Solo somos mujeres que se enamoraron y que a pesar de las circunstancias, han decidido apostar por su felicidad. 

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios