Buena Vida

Una vida más saludable

De la dieta depende tener un cuerpo sano y mayor bienestar, modifica tus hábitos

Soy Carmin
Por Soy Carmin

Una creencia errónea de muchas personas es pensar que una dieta es para bajar de peso, y es incorrecto; a la guía de alimentación que tiene un objetivo (como reducir peso, subir de peso, ganar masa muscular) se le llama régimen alimenticio y es personalizado. Dieta es: todos los alimentos que comemos diariamente, ya sean saludables o dañinos, explica la nutrióloga con mestría en nutrición clínica Ana Lucía Díaz de Sandi Sánchez.

Y una alimentación sana, consiste en consumir alimentos sanos, de una manera equilibrada, adecuada a cada persona, que vaa proveer los nutrientes que necesitas para tu desarrollo, tu desempeño, dependiendo de su edad, gasto de energía y actividades.

Los alimentos sanos son frutas, verduras, frutos secos, alimentos naturales, que cada vez se encuentran más a la mano. Lo contrario, los llamados alimentos chatarra serían los dulces, la comida rápida, frituras, galletas, refrescos, jugos embotellados, bollería (panes). Son los llamados carbohidratos simples, que son de fácil absorción, aportan azúcar y son la principal fuente de energía del cuerpo. Pero esa energía que aportan si no se quema, se guarda como grasa (tejido adiposo).

Si quieren tener una vida más sana, deberán hacer cambios en la dieta para llevar una alimentación más saludable. Estos son algunos puntos claves para lograr ese gran cambio.

Lo más importante es interesarte por tu salud, alimentación y por conocer de nutrición. Por saber cuales son tus necesidades alimenticias específicas en nutrientes, caloría, etc.

Hay que hacer 5 ó 6 comidas al día para que no te ataque la ansiedad y quieras comer cualquier cosa. Desayuno, colación matutina, comida, colación vespertina y cena.

Evitar lo empaquetado, enlatado y procesado. Entre más procesado, son mayores los elementos cancerígenos que consumimos.

Buscar los alimentos saludables, los que aporta directamente la tierra (frutas, verduras, frutos secos, legumbres, cereales, leguminosas) y dejar de lado los alimentos chatarra, que contienen grasas saturadas.

Preferir los alimentos regionales y de temporada, para que estén menos procesados.

Hay que leer la etiqueta nutrimental y ver lo que en realidad ese producto está aportando al cuerpo.

Consumir pescados blancos, azules, aves (pollo, pavo, codorniz) y no comer mas de dos veces por semana las carnes rojas.

Para dar sabor a las comidas utilizar las especias naturales (perejil, cilantro, ajo, laurel, etc.) y evitar los aderezos y condimentos o sazonadores artificiales.

Prepararlos de la manera más sencilla y natural. Evitar empanizados, capeados. Cocinarlos al vapor, a la plancha, cocidos.

Para quienes trabajan. Es importante hacer un plan de alimentación semanal con el menú diario. Preparar tu lonche para llevar al trabajo así como las colaciones.

Tomar de 7 a 8 vasos de agua natural al día.

Realizar ejercicio regularmente.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios