Buena Vida

Te amo, por eso te dejaré ir...

¡Nunca es tarde para darme cuenta que no eras feliz!

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Es difícil de entender, pero posible de superar(Foto:files.com)

    Es difícil de entender, pero posible de superar(Foto:files.com)

Todos decimos que queremos amar para siempre, pero cuando entramos en una relación, perdemos mucho tiempo mirando hacia atrás. Demaciado trágico para poder creerlo… y cuando vemos hacia el futuro, nuestra nueva aventura se convirtió en un campo lleno de obstáculos, esos que te hacen pensar que la vida es muy corta y llega un día en el que te das cuenta de que en el intento de no perder a una persona, te perdiste tú misma.

Todo lo que fuimos alguna vez, esa pareja fuerte y sonriente, que alegraba con su presencia la vida de los demás, ahora es un reflejo triste que se mira en el espejo, sin amor, sin esencia.

No permitas que me vaya... (Foto:laopiniondemalaga.es)

 

Sé que estás dormido, sé que no quieres verme, pero por favor hagamos sintonía un momento en nuestros sueños por última vez, no temas, quédate, escúchame y mírame a los ojos. Sé como te sientes y la angustia por la que estás pasando, yo también me siento así. 


Aquella noche no me dejaste explicarte porqué te estoy dejando. Como lo dije la última vez, eres el amor de mi vida y es lo más honesto que puedo hacer por mí, para tí. 


Fue grandioso verte a mi lado siempre, apoyándome, desafortunadamente ahorita no puedo decir lo mismo, no se que hice para alejarte de mí. Sin embargo quiero agradecerte y hacerte saber que aún eres importante para mí y los detalles que hicieron enamorarme profundamente de tí.


1. Tu primer mensaje de texto. Siempre el primero del día, tú. Lo recuerdo como si fuera la primera vez "Quisiera ser tu primer pensamiento al despertar".  Tal vez tu ya no lo recuerdes, pero lo mantuve guardado por mucho tiempo.

2. Nuestra primera cita. Fue lo mejor, yo estaba toda temerosa y tu muy atento a todo lo que hacía y decía. Me sentía protegida desde la primera vez a tu lado.

 

3. Nuestro primer beso. Fue lo mejor que me pasó. Sentados en esa sola biblioteca con todos los libros de testigo. Un hermoso recuerdo que me guardaré toda la vida.

4. Caminar en tu compañía. Aunque no te gusta mucho caminar y das pasos un poco pausados, adoraba caminar a tu lado. Ver tu rostro mientras me contabas como te fue en tu día.

 

5. Los dulces que me obsequiabas. Me gustaba mucho que me dijeras que me compraste dulces para nuestro postre! o la manera en que me decías “Me lo regalaron pero te guardé un pedacito”. Era muy tierno.

6. La manera en que me miras. Adoraba la manera en que me mirabas, un pícaro enamorado. Aún me pones nerviosa. Aún la amo.

 

7. Que estuviste siempre atento a cuidarme. Cuando tenía miedo siempre estuviste para mí, cuando tenía frio, cuando lloraba estabas ahí, siempre estabas presente en todo momento.

8. Que me haces sonreir. Por más cansado que estuvieras siempre me hacías reir, incluso amo la manera en que compones canciones para mí. Lo extraño, lo extrañaré.

 

9. Tus detalles. Todo lo que me dabas por más pequeño lo adoré.  La última flor que me regalaste, aunque se escuche un poco loco aún la conservo, se mantiene aún de pié. La guardaré siempre.

10. A pesar de mis demonios, te amo. A pesar de mis miedos, mi bipolaridad, mis inseguridades, siempre has estado comigo, incondicional aunque te enfade con las mismas cosas, siempre fuiste sereno y paciente.


Estos motivos son los más importantes, pero hay miles más en tí que me hicieron amarte profundamente. 


No sé en que momento te perdí. No voy a buscar culpables, solo sé que podría hacer cualquier cosa por recuperar todos esos detalles que tuviste conmigo. No pretendo inquietarte con lo que te estoy diciendo, al contrario; quiero darte la serenidad que necesitas para marcharte tranquilo, a donde tú quieras estar. A donde estoy segura que serás muy feliz.

Como verás, no tengo motivos para dejarte, no te dejo porque quiera hacerlo, te dejo porque te amo, porque quiero que seas feliz, aunque no sea a mi lado.

Descuida, ya puedes seguir durmiendo… Gracias por escuchar!

 

¿Has renunciado alguna vez al amor?

 

También te puede interesar:

Etapas de duelo al romper tu relación
Me perdiste el día que te fuiste
¿Te ama o sólo te utiliza?
#VIDEO 'El amor no tiene etiquetas'


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios