Buena Vida

Tardó 8 meses en hacer su vestido de novia

El resultado te encantará, ya que es tal como un vestido de lujo.

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • La novia posando

    La novia posando

El sueño de toda mujer es que cuando nos casemos seamos únicas en todos los aspectos, para ello ponemos un gran cuidado en todas las cosas que se deben hacer para que este momento sea mágico y uno de los mejores y más recordados a lo largo de nuestra vida.

Hay quienes se esmeran en el arreglo del salón, otras en el arreglo de su persona, pero definitivamente que todas esperan que su vestido de novia sea único e irrepetible, que el diseño que portamos sea lo mejor y que atraiga las miradas de propios y extraños, después de todo esa es la imagen que se queda para el recuerdo.

Abbey en su increíble vestido  

 

Abbey Ramírez , de 22 años, proveniente de Tulsa, Oklahoma, llevó esta creencia a su máxima expresión y se confeccionó su propio vestido de novia, después de que se dio cuenta que el que ella quería era demasiado costoso para comprarlo. Así que puso manos a la obra y con mucha dedicación y paciencia se puso a bordarlo, con la técnica de croché, Abbey ayudada por su tía Jennifer Wollard tardó 8 meses en armar su propio vestido.

Con su esposo Jake Bodley

 

Lo que le dio un plus, al hacerlo ella misma le imprimió toda la buena energía que es capaz de dar a su relación de matrimonio. Al no poder comprarse el vestido de sus sueños lo construyó y eso es algo que nunca olvidará y que, seguramente, pasará de generación en generación, pues el amor impreso en su hechura es muy grande.

La novia con su ramo de flores

 

Abbey, le adhirió un vestido verde que le costo 100 dólares y que le sirvió de fondo al bello y laborioso tejido de croché. Ella, junto a su tía tejieron el vestido sin darle importancia al tiempo que les llevó hacerlo, al momento de verlo terminado se dieron cuenta que valió la pena el esfuerzo.

Ella agradeció a su tía el haberle enseñado a tejer porque le dio la oportunidad de hacer lo que hizo con sus propias manos, sobre todo para el día más especial de su vida. Abbey comentó:

La pareja con sus amigos y familiares

Cuando me puse el vestido estaba sorprendida porque lucía tal como pensé que lo haría”.

Y como dice ella: “Fue increíble y emocionante. Sobre todo cuando pones tanto tiempo, amor y dedicación en algo”.

Fotografías de Julie Graham

 

¿Te gustó el vestido?

 

También te puede interesar:

La ciencia revela la clave para el matrimonio feliz

 

Nuestro aniversario de bodas

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios