Buena Vida

Su amigo narró sus difíciles días de ser mujer

Un hombre comparte un comentario que su amiga hizo y que no se atrevió a publicar

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Mujer en sus días difíciles. Foto: elmundo.es

    Mujer en sus días difíciles. Foto: elmundo.es

Esta es la historia de una mujer contada por un amigo hombre. Es que ella comentó cómo había sido uno de sus difíciles días como mujer en este mundo laboral de conductas machistas, pero después no quiso publicarlo.

Su amigo decidió compartir la historia con amigos y amigas, y todas las mujeres se sintieron tan identificadas que no pudieron evitar contar sus propias historias de desprecio en el mundo laboral.

Con el discurso de la igualdad de género, muchas veces se le termina exigiendo más a las mujeres que a los hombres.

Hay una compañía llamada Coexist que recientemente ha propuesto darle a las mujeres empleadas tiempo libre para sus días de período. Aunque muchos hombres consideraron la medida injusta, esta es la realidad: El hombre puede liberar células de esperma inutilizadas teniendo sexo o masturbándose, y aunque no lo creas según un reciente informe de survey , un 31% de los hombres hace esto en la oficina!

Las presiones para la mujer no sólo son estéticas sino de rendimiento social, se les pide que lo puedan todo.

Esta es la historia de una mujer en un día difícil:

“Estaba llegando a mi oficina una mañana cuando de repente el mundo entero parecía estar en mi contra. Me sentía agotada y desorientada, y mi estómago me estaba dando calambres sin ninguna razón exacta (como podría haber sido cualquier día de mi período), y entonces todo lo que se me vino a la mente fue que era uno más de esos desafortunados días de ser mujer. Por lo que decidí ponerme mis jeans oscuros de color elastizados, para tratar de sentirme un poco más cómoda y menos dolorida, y una blusa profesional. Pero sufrí los tacos para asegurarme de verme aun mejor.”

“La cultura en mi oficina es muy profesional, sin embargo muchas veces fui testigo de ver a mis compañeros hombres vestir jeans oscuros con sus camisas desabrochadas desprolijamente en el cuello y la corbata medio suelta, incluso cuando ellos tenían reuniones importantes. (…)”

“Me senté en mi escritorio, cerré los ojos y dejé salir un gran suspiro. Acomodé mis cosas y comencé a revisar mi bandeja de correos electrónicos. Apenas minutos después uno de mis superiores vino y en un cruce relojeó despectivamente toda mi apariencia. Para hacerlo corto: me mandó de regreso a mi casa porque no me veía a la altura de la imagen del resto de la oficina. Aun así él estaba vistiendo jeans coloreados! Y un par de zapatos horribles, debo decir!”

En la sociedad de hoy depende tanto de las mujeres como de los hombres hacer fuerza para cambiar las políticas laborales y de negocios, para que las condiciones sean más humanas y justas para todos.

Después de todo ningún hombre sabe lo que es tener un ser humano dentro suyo creciendo…Ser un hombre y darle apoyo a una mujer no lo hace menos hombre, o raro, o “feminista”, todo lo contrario, lo hace más humano.

 

¿Crées que lo que expresa este hombre es verdad?

 

Sigue leyendo:

 

¿Qué tan fiera eres en la oficina?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios