Buena Vida

Sí existe el amor verdadero

Más allá del amor romántico, existe uno que no pide nada a cambio

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Amor puro    (Foto: Kebuena.com.mx)

    Amor puro (Foto: Kebuena.com.mx)

Como sabemos el amor romántico tiende a activar las mismas áreas de recompensa del cerebro como lo hacen las drogas, de ahí su capacidad para llevarnos a estados de locura. Sin embargo, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de Yale, han encontrado que una variedad de amor menos egoísta, es decir, un verdadero deseo por la felicidad de otros, sin esperar recompensa alguna, que incluso apaga estas áreas del cerebro que se activan cuando los amantes se ven.

Enamorados en la playa    (Foto: Elrinconcicodelaciencia,files.com)   

 

Cuando realmente deseamos el bienestar de los demás, no obtenemos el mismo tipo de excitación que cuando vamos a ver a la persona que nos gusta o de la cual estamos enamorados, porque no se trata de algo que tenga que ver con nosotros" dijo Judson Brewer,  profesor de siquiatría de Yale y de la Universidad de Massachusetts.

Brewer y Kathleen Garrison, investigadora postdoctoral en el Departamento de Psiquiatría de Yale, reportaron sus descubrimientos en la revista Brain and Behavior.

Corazón en el hielo      (Foto: Fondos.com)  

 

Los nexos neurológicos entre estos dos tipos de amor, son muy claros cuando se escanearon con resonancia magnética en varios voluntarios que practicaban meditación. Los nexos del cerebro dedicados a la recompensa se activan enormemente cuando la persona ve la cara de su amante (o dependiendo el caso, cuando ven una foto de alguna droga que consumen). Estos se apagan por completo cuando a un meditador se le pide que repita frases como "que todos sean felices".

Flores divinas    (Foto: Fondos.com)

 

Este tipo de meditaciones, cuyas bases se encuentran en el Budismo, ahora son muy comunes en los programas occidentales para reducir el estrés. La tranquilidad que brinda el deseo de felicidad para los demás, se puede ejemplificar en personas como la Madre Teresa de Calcuta o el Dalai Llama y es totalmente opuesto a lo que experimentan dos amantes que se pelean o se separan. Aunque ambos tengan sus propias recompensas.

Corazón para todos   (Foto: Fondoswiki.com)

 

El intento de esta práctica es considerar un amor puro, sólo ponerlo ahí y no esperar nada a cambio. Si te preguntas cuál es la recompensa de esto, sólo piensa en lo que sientes cuando ves a unas personas ayudando a otras, o tal vez podrías pensar en sostenerle a alguien la puerta la próxima vez que vayas a un café", dijo Brever.

                                              Información de  Brain and Behavior

¿Crees en el amor verdadero?

También te puede interesar: 

Dos aves en una rama. Fuente: IM CREATOR
La ciencia revela la clave del matrimonio feliz. Fuente: IM CREATOR
Descubriendo el amor    (Foto: Img85.imageshack.us)
¿Sigues esperando a tu príncipe azul? (Foto: Img85.imageshack.us)


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios