Buena Vida

Sadomasoquismo, explora sus límites

La predilección por el dolor es la fuente del placer

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • (Foto: Libertaddigital.com)

    (Foto: Libertaddigital.com)

Con el afán de activar la vida sexual y salir de la rutina, muchas parejas extienden sus límites para incorporar el dolor en sus relaciones. En ocasiones las personas necesitan ejercer dominación, violencia o agresividad para sentir excitación, la que no se da sin no hay quien necesite sentirse humillada, adquirir una actitud sumisa o recibir dolor para sentir el placer sexual.

Sin embargo, cuando ya no se disfruta sin tener este tipo de prácticas y existe la necesidad a toda costa se rebasan límites y se convierte en patología”

 

En la relación sadomasoquista la fuente del placer es el dolor y está conducta conlleva dor formas de causarlo:

El dolor físico se practica realizando quemaduras, atando a la pareja fuertemente, se golpea, muerde y se le hace cualquier cosa que le haga sentir dolor.

El de dominación, aquí todo tiene que ver con obediencia.

Generalmente una persona sodomasoquista obtiene placer con las dos conductas

En ocasiones les gusta ser dominados y en otras dominar, aunque existen personas que sólo disfrutan en una de ellas.

El sexólogo José Bustamante dice que la conducta sodomasoquista ejerce una función de compensación, es decir, cuando una persona tiene el rol de tomar decisiones en su vida diaria, en el sexo, lugar donde no es juzgado, adquiere una actitud sumisa.

Al contrario de la persona que se siente frustrado por no tener ningún cargo de dominación, en su vida íntima saca a relucir lo que le hace falta.

 

Pero, no hay que alarmarse

 Cualquier persona puede ser sadomasoquista en cualquier momento de su vida, pues la dominación y la sumisión siempre puede estar presente sin llegar a ser un transtorno”

Actualmente, existen muchos juguetes sexuales para llevar a cabo las distintas fantasías sexuales y con la literatura aunada al cine, cada vez más, hay quien se atreve a hablar de esta práctica en sus relaciones íntimas.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios