Buena Vida

¡Regálales amor, no compres su cariño!

¿Tus hijos esperan su regalo de Navidad? ¡Este sería el mejor de los detalles!

Martha Gastelum
Por Martha Gastelum
  • El mejor regalo de Navidad. Foto: etapainfantil.com

    El mejor regalo de Navidad. Foto: etapainfantil.com

Ya quedan menos días para la celebrar la cena de Nochebuena y para que la espera de los regalos concluya, sobre todo los niños, que son los más ansiosos en esta época de recibir sus obsequios. Sin duda unos recibirán más y otros recibirán menos. Unos tendrán más porque en sus casas tienen más para gastar y otros tendrán menos porque la economía en sus hogares es difícil.

¿Y tú cuánto te has gastado en tus hijos? He oído en alguna ocasión a algunos padres decidiendo dar a sus hijos todo cuanto quieren para diferenciar su infancia de la que ellos tuvieron, probablemente con menos regalos y con ganas de haber tenido más.

¿Crées que es bueno darle a los hijos todo lo que quieren?

En principio, quiero decir que los niños por su naturaleza siempre van a pedir cosas, que quizás los padres con muchos esfuerzos puedan comprárselo o definitivamente no lo puedan hacer. Hay niños que se conforman con muy poco, pero también existen los que no se conforman con poco y piden mucho más. ¡Como padres tenemos que ver la diferencia!

¿Qué es lo que nosotros no pudimos tener?

Si bien es cierto que como padres, queremos darles lo mejor a nuestros hijos, y quisiéramos llenarlos de regalos todas las navidades, nos ilusiona que ellos despierten el 25 de diciembre y al llegar al árbol, encuentren lo que ellos pidieron. Nunca queremos ver la cara de desilusión de un niño cuando no tiene el regalo que el pidió.

“Quiero que mi hijo tenga, lo que yo no tuve” ¿No te parece que el decir esto es un tanto egoísta? me di a la tarea de estudiar esta frase y me di cuenta de que el comprarle todo lo que yo no tuve no es hacer las cosas pensando realmente en mi hijo, sino hacerlas pensando en mi, en curar, todo lo que yo desee de niño y cuando se acerca la Navidad, recuerdo.

El mejor regalo de los padres. Foto: http://guiainfantil.com

 

Por otro lado, medir el amor con la cantidad de regalos que nos dan, no tiene sentido. En ocasiones y debido a la falta de cariño de parte de los padres hacia los hijos, se presenta mucho esta situación. Los padres tratan de compensar el tiempo que no tuvieron con sus hijos, dándoles muchos regalos, ¡Vez lo mucho que te quiero, por eso te compre lo que querías!

Papá Noel y los Reyes Magos no existen, aparecen una vez al año y encima de todo no quieren que nadie les vea y aún asi como padres queremos enseñar a nuestros hijos el valor de compartir por medio de ellos. Sin embargo como padres si podemos enseñar que el verbo del amor es “amar”, y no “comprar” y que el ser felices no depende de cuánto tengas o de cuánto te regalen, sino de estar con las personas que te quieren y te hacen sentir bien, contento y a gusto.

Quiero dejar en claro que en nuestra generación, no hizo falta tener montañas de regalos, sino un poco más de tiempo con nuestros padres, poder jugar con ellos con o sin juguetes, sentir que éramos lo más importante que tenían. Eso nos faltó en mayor o menor medida a muchos y ahora, cuando pensamos en darles todo lo que no tuvimos deberíamos poner nuestro empeño en darle una mejor atención a nuestros hijos y darles tiempo en calidad, no en cantidad.

La felicidad es el mejor regalo. Foto:mujeressa.blogspot.mx

 

Un juguete siempre será el regalo más deseado por un niño, que cumple una función primordial en sus capacidades motrices y en su aprendizaje secular, pero el regalarles amor, depositando en ellos lo mejor de nosotros, ese si sería el mejor regalo que un niño agradecerá tener, y aunque no lo haga de inmediato, un día crecerá y sabrá que el mejor regalo de Navidad que recibió en su infancia, fue el que sus padres le dieron para ser el mejor toda una vida.

¿Ya tienes el regalo de Navidad para tus hijos?

Sigue leyendo:

 

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios