Buena Vida

¿Quiénes usan el cinturón de castidad?

¡Entre mitos y realidades, descubre que función tiene este artilugio actualmente!

Martha Gastelum
Por Martha Gastelum
  • Cinturón de castidad. Foto: applelianos.com

Se sabe que el cinturón de castidad es un artilugio que controla la sexualidad de una persona, que de hoy en día se le considera como un mito, más que una realidad. Estos se remontan a la época medieval y servían al hombre que se ausentaba de su hogar por largo tiempo cerrar el sexo de su amada, para no ser víctima de la temida cornamenta.

Pero, parece descabellado pensar, que podrían pasar meses en regresar a casa y esperar encontrar a sus esposas completas. Además, de que si nos adentramos para analizar estos cachivaches, resulta imposible imaginar a una mujer, traer sobre sus cuerpos estos armatostes metálicos, pesados y con enormes candados.

En principio, no podría andar o sentarse, los metales producirían terribles heridas y profundas lesiones a la piel, así como infecciones vaginales y anales que con el paso de los días, los meses, o los años, tenderían a complicarse hasta tal punto que provocarían septicemias. En aquellos tiempos, enfermedad imposible de curar.

¿Conocías el cinturón de castidad?

Además, ¿Qué ocurría si al volver el caballero de su larga cruzada, retornara sin la llave? Extraviada la llave, ¿cómo quitarse estos artefactos? ¡Esta no es más que una idea machista!

Por si les gana la curiosidad, debo decirte que el cinturón de castidad no puede usarse más que unas horas, a lo mucho un par de días. Imaginemos, que estas mujeres, tenían que lavarse sus partes,¿Qué pasaría, si el cinturón de metal tuviera contacto con el agua?, la oxidación del cinturón sobre la piel provocaría tétanos y si hablamos de olores, ¡No quieras saber más! Si ya de por si, las toallas intimas irritan la piel de la ingle y la vulva, resulta difícil imaginar las llagas que podrían aparecer a causa de la dichosa braga de hierro. No lo quiero ni pensar.

Pero entonces...¿Quiénes lo usaban?

De alguna forma, a alguien se le ocurrio esta grandiosa idea y tarde o temprano fue requerido por un cierto numero de mujeres para algo en especifico, Pues sí, las mujeres que lo llegaron a usar, fueron las que se acuartelaban con los soldados, durante viajes y estancias nocturnas para evitar violaciones. Su uso era más frecuente todavía en enfermeras y religiosas que atendían heridos en los frentes de batalla.

¿Consideras este artilugio un método de tortura?

Cinturón de castidad. Foto: laverdad.es

 

Sin embargo, Albrecht Classen, profesor de la Universidad de Arizona, en EEUU, y autor del libro The Medieval Chastity Belt: A Myth-making Process, afirma solemnemente que no hay evidencia ninguna de que existieran estos objetos de tortura para la mujer.

¿Existió el cinturón de castidad? Foto: diario26.com

¿Crées que su existencia es un mito?

Y a diferencia del oscuro medievo en la actualidad los cinturones de castidad que existen se utilizan para practicas sadomasoquistas. Su uso es solo para cumplir fantasías y fetiches sexuales, disponibles en páginas y tiendas fetichistas de artilugios erótico festivos para prácticas sexuales subidas de tono. 

 

¿Valoras tu Sexualidad?

Sigue leyendo:

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios