Buena Vida

Qué queda de una mujer después de ser engañada

Quiere volver a creer, de verdad lo quiere, pero las viejas heridas y las promesas rotas le han congelado el corazón. 

Ana Izábal
Por Ana Izábal
  • Fotografía por: Cristina Hoch

    Fotografía por: Cristina Hoch

Dicen que las mujeres tenemos corazones dóciles y frágiles como flores de jardín que se quiebran al primer contacto. 

Muchos opinan que una mujer es incapaz de contener las lágrimas, de seguir luchando aunque por dentro se le desmorone el alma, que necesita en todo momento unos brazos que le cuiden, que le consuelen, que le hagan sentir que nada ni nadie le hará daño, jamás. 

También puedes leer: Siempre serás la amante, no lo olvides

Es verdad, las mujeres somos así, pero sólo una vez en la vida, cuando confiamos ciegamente en alguien y nos dejamos llevar por los sentimientos, luego todo cambia, en el momento exacto en que esa confianza se viola, que el corazón se hace añicos, cuando se sufre una traición. 

 

pinimg.com

 

¿Qué queda de una mujer después del engaño? Si se le arrebata absolutamente todo en un solo segundo y comprende muy tarde que no hay forma de recuperar lo perdido, de recuperar la vida que se fue. 

El amor se fractura y los sueños junto a los recuerdos se resbalan en las manos como agua fría. 

Después del engaño no queda nada, solo el eco de lo que fue y ya no es. Queda el ardor de la rabia, la punzada del dolor, la amargura del odio y después de eso, no se vuelve a ser la misma. El cuerpo se anestesia, pero sobre todo, el corazón se paraliza. 

También puedes leer: Lo que aprendí al acostarme con un casado

Las ilusiones quebradas se vuelven alertas constantes, un aprendizaje que duele hasta el alma. Después de un engaño comprendes muchas cosas pero también dejas de sentir muchas otras, te encierras en ti misma y no quieres salir, porque sabes que afuera hay más gente que te puede hacer daño, gente como ese alguien que un día te juró amor y te entregó traición. 

 

pinimg.com

 

Esa mujer que cree con ojos cerrados y corazón abierto, se muere en el momento mismo que descubre que no es la única habitando en el corazón del otro, ¿dónde habitará ahora? si le han robado la morada.

Después de un engaño, queda una mujer que se ahoga en lágrimas pero también queda una mujer que se supera  a sí misma.

También puedes leer: Querida amante de mi marido, me enseñaste de amor propio

Las lágrimas, el dolor, la amargura ocurren, pero no para siempre. Un día el sol sale y la tormenta que trajo el engaño se acaba sin anuncio ¿por qué saben algo? ningún diluvio es eterno.

 

tumblr.com

 

Luego de que escampa las flores vuelven a nacer y los campos brotan más verdes que nunca. Toma su tiempo, pero el sol siempre aparece detrás de las nubes grisáceas y trae consigo un poco de esperanza. 

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios