Buena Vida

¿Qué pasa con tu cuerpo cuando tienes sexo?

Seguramente no sabías por qué a veces apareces con moretes, he aquí la explicación

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Pareja     (Foto: Peru.com)

    Pareja (Foto: Peru.com)

A la hora de tener sexo nuestro tu cuerpo se prepara para asegurarse de que experimentes el mayor placer posible. He aquí algunas de las cosas que le pasan y que seguramente no eras consciente de ello. Entre las que se encuentran:

Todo lo ves sexy.

Mujer sexy    (Foto: Sloe.co)

 

Investigadores de la Universidad de Queens en Kingston, Ontario, descubrieron que a pesar de que las mujeres heterosexuales decían sentirse excitadas sólo por los hombres, los resultados de sus medidas de activación fisiológica (como su flujo sanguíneo vaginal) dijeron otra cosa. En el estudio, la mayoría de las mujeres se sentían excitadas por cualquier estímulo sexual que veían (desnudos femeninos y masculinos, sexo heterosexual y homosexual, e incluso sexo con animales), mientras que la excitación  de los hombres era mucho más predecible. El resultado final: Las mujeres tienen la capacidad de excitarse con una gama mucho más amplia de situaciones. ¡Eres afortunada!

Pocas veces experimentas asco.

Mujer sensual    (Foto: Blogspot.com)

 

Según un estudio publicado en la revista PLOS One, cuando estás excitada, es menos probable que veas las cosas asquerosas como algo desagradable. Así que eso explica por qué estás dispuesta a aguantar sexo mañanero.

. Tu cerebro detecta cada roce

Pareja haciendo el amor   (Foto: Puntualisimo.com)

 

Investigadores de la Universidad de Rutgers utilizaron un escáner de resonancia magnética funcional para ver exactamente qué sucede en tu cerebro mientras estás excitada. Encontraron que diferentes regiones del cerebro se activan en respuesta a la estimulación de la vagina, el cuello uterino, el clítoris y los pezones. Y como tu mente es crucial para la excitación, la estimulación de varias de estas áreas a la vez puede desencadenar en un final aún más explosivo.

 

¿Has sentido dolor durante el sexo?

 

Tu vagina se expande. Cuando estás excitada, tu vagina se expande, literalmente, para hacerle espacio a tu chico. La dimensión de la vagina comienza alrededor de 3 pulgadas -razón por cual puede parecer muy poco profunda cuanto te pones un tampón- pero a medida que te excitas, tu útero se dilata y tu vagina se extiende alrededor de 5 pulgadas. Y si estás con un chico particularmente bien dotado, tu útero puede llegar a dilatarse un poco más, dándole un poco más de espacio

El dolor disminuye. Según un estudio publicado en el Journal of Sex Research, tu umbral del dolor puede aumentar significativamente durante la excitación. Si bien esto puede hacer que la penetración sea más cómoda, podría haber un inconveniente, puesto que algunas parejas dicen que se han hecho daño a sí mismos y no se dieron cuenta hasta después.

Tus bubis cambian.

Senos    (Foto: Ecestaticos.com)

 

La próxima vez que estés en acción, tómate un segundo para verte el pecho. Como resultado de un aumento en el flujo de sangre del área, probablemente te des cuenta que tus pezones están erectos y con un color un poco más oscuro de lo usual. Además, investigaciones previas han demostrado que a algunas mujeres se les hinchan las bubis cuando están excitadas y su tamaño puede aumentar considerablemente.

Tu cuerpo se sonroja. Estudios demuestran que la temperatura corporal y de tu rostro aumentan durante la excitación, lo que explica por qué tu cara y tu pecho pueden llegar a ponerse un poco rojos cuando estás teniendo sexo. Además, el aumento en el flujo de la sangre produce un “rubor sexual” en algunas personas, que aparece en el pecho como un sarpullido rojo o rosado y disminuye después de la excitación.

 

¿Has sentido estos movimientos?

 

Tu mente se relaja. Según un estudio de la Universidad de Groningen en Holanda, la amígdala cerebral, la parte del cerebro involucrada con el miedo y la ansiedad, se apaga cuando las mujeres tienen un orgasmo. Incluso, de acuerdo a los escáneres cerebrales, los movimientos corporales que realizas durante el orgasmo son completamente involuntarios.

Pareja relajada   (Foto: I.ytimg.com)

 

Tus músculos adquieren mente propia. Durante el orgasmo, las experiencias de tu cuerpo tiene un periodo de contracción o espasmos musculares, debido a la activación de los músculos vaginales, de acuerdo con William Masters y Virginia Johnson, pioneros en estudios sobre sexualidad. Esto hace que los músculos de tus piernas, brazos, cuello, abdomen y cara se tensen. Al mismo tiempo, ocurren contracciones vaginales involuntarias en intervalos regulares. Los investigadores todavía no están seguros por qué esos espasmos ocurren y por qué algunas mujeres no los experimentan en lo absoluto.

Tu vejiga espera. Cuando tienes un orgasmo, tu cuerpo libera un hormona antidiurética, que puede ser la causa del porqué no puedes orinar justo después de tener sexo, dice Herbenick. Eso sí, no dejes pasar un largo tiempo para ir al baño, pues los expertos aconsejan ir después de tener sexo para ayudar a prevenir infecciones urinarias.

 

¿Disfrutas del sexo?

 

También te puede interesar:

¿Deberían los ancianos tener sexo?
Tus caderas hablan sobre tu vida sexual

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios