Buena Vida

¿Qué mascarilla es la ideal para mi rostro?

Para que un tratamiento facial sea efectivo es fundamental conocer las características y el tipo de piel, ya sea seca, grasa o mixta.

Nidya Marquez
Por Nidya Marquez
  • La reacción de cada una ante las mascarillas puede ser diferente.

    La reacción de cada una ante las mascarillas puede ser diferente. Andrey_Kashin

¡Qué ajetreada es la vida diaria! No nos queda un segundo para respirar entre el trabajo, la casa, las cuentas, la pareja, los hijos y los problemas que surgen…! Y toda esta agitación queda reflejada en nuestra piel en forma de arrugas, manchas y falta de brillo.

Seguramente te preguntas qué hacer, la realidad es que no tienes tiempo para ir al salón de belleza y las mejores cremas son tan caras que no te decides a comprarlas ¡No te preocupes! La solución está en tus manos, utilizando ingredientes de tu propio hogar puedes revitalizar tu piel y realzar su belleza.

 

¿Por qué afecta mi piel?

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y su primera y principal barrera contra agentes patógenos. Entre sus muchas funciones están: regular la temperatura corporal, proteger las estructuras internas y proporcionar sensaciones como el tacto y la presión. Una piel tersa y luminosa es señal de  salud, sin embargo existen muchos factores internos y externos que pueden influir negativamente en su aspecto y correcto funcionamiento:

Principales factores que afectan la piel

Exposición excesiva a la radiación solar.
Uso excesivo de sustancias químicas como maquillaje, jabones, entre otros.
Alcoholismo.
Tabaquismo.
Dieta desequilibrada y poco saludable.

Desde el punto de vista estético la piel ha sido considerada símbolo de belleza por numerosas culturas. En la actualidad diversas compañías de cosméticos dedican sus esfuerzos a hallar nuevas fórmulas que permitan rejuvenecer y proteger la piel. La forma más común de tratamiento de belleza son las mascarillas.

Mascarillas para el rostro: 

No hay nada más refrescante para el rostro que una  mascarilla natural: hidrata, elimina las células muertas de la piel, y reafirma las líneas de expresión. Existen varios tipos de mascarilla en dependencia de la forma en que actúan sobre la piel, así que debes tener en cuenta lo que necesitas para elegir cuál preparar:

Tipos de mascarilla según su función

 

Mascarilla de Efecto Tensor: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión que favorece la circulación sanguínea y la nutrición celular.
Mascarilla de Efecto Reafirmante: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión que reafirma los tejidos.
Mascarilla Exfoliante: Permite la eliminación de células muertas y secreciones de la piel.
Mascarilla Hidratante: Evita la evaporación del agua superficial de la piel, creando una barrera de protección y favoreciendo la desaparición de las arrugas y reafirmando las líneas de expresión facial.
Mascarilla Estimulante: Estimula los vasos capilares superficiales y favorece la nutrición de los tejidos.
Mascarilla de Efecto Aclarante: Absorbe el exceso de melanina, eliminando manchas y pecas.
Mascarilla Renovadora: Elimina las células muertas de la capa superficial y activa y acelera la renovación celular.

Debes tener en cuenta que la piel de cada persona tiene características diferentes, por lo cual la reacción ante determinada mascarilla puede ser diferente también. Uno de los aspectos que más influye en la efectividad de un tratamiento facial es el tipo de piel, ya sea seca, grasa o mixta.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios