Buena Vida

Qué hacemos las mujeres cuando estamos solas

Disfrutamos del momento fugaz que se va como el agua entre las manos

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Mujer feliz   (Foto: Danaugodini.com)

    Mujer feliz (Foto: Danaugodini.com)

No les ha pasado que en el cumpleaños de su mamá, le preguntan qué quiere de regalo y ella contesta nada, sólo quiero estar sola y hacer lo que me plazca.

Cuando una mujer se casa y luego tiene hijos, se acaba la relajación y tranquilidad del hogar. Siempre hay un niño que corre, juega, hace berrinches y desordena todo el hogar. Es entonces que añoramos esos momentos de intimidad con nosotras mismas y la tranquilidad que se ha quedado atrás.

Aunque damos la vida por nuestros hijos hay momentos en los que quisiéramos que se fueran y nos dejaran solas para poder hacer cosas que desde hace mucho no hacemos, o simplemente para descansar de la rutina diaria. A veces sólo comemos lo que nos place sin tener que compartir con nadie. Y no es porque seamos egoístas, pero en ocasiones anhelas tanto algo que no lo quieres compartir, aunque sea una taza de café.

Entre las cosas que hacemos las mujeres cuando nos quedamos solas están:

Escuchar música. Ya sea que estés soltera o casada y con hijos, a la mayoría de las mujeres nos gusta cantar, bailar y escuchar la música de nuestra preferencia al volumen que se nos antoje. Podemos bailar sin que nos digan que nos vemos ridículas o cantar sin que nadie se tape los oídos. Hacer esto nos relaja y nos pone una sonrisa en la boca, no necesitamos de mucho para ser felices lo logramos con placeres que parecen insignificantes.

Vemos programas tontos de televisión. Aunque casi siempre estamos al pendiente de lo que ven nuestros hijos para que no vean programas superficiales. Cuando nos quedamos solas podemos ver lo que se nos antoje, ya que no contamos con la mirada reprobatoria de nuestra pareja por ver algo que no tiene mucha substancia como es una telenovela o una película tonta, además no hay nadie a quien educar, por lo tanto nos consentimos un poco.

Tomamos un baño sin prisas. Es fascinante tener el cuarto de baño para ti sola, sin que alguien diga “apurate”, entre el corre y corre de la vida diaria nos bañamos con prisa y se nos olvida que podemos disfrutar ese momento escuchando música y relajándonos.

Leer un buen libro. ¿Desde cuando no lo haces? Por las noches lo único que quieres es acostarte a descansar y en el día no eres dueña de ti misma, les perteneces a los hijos, la pareja, la casa, el súper, el trabajo, bueno a todos menos a ti.

Nos sentamos y disfrutamos de la limpieza. Aunque sea por un rato apreciamos ese trabajo que tanto nos costó hacer. Es agradable sentarse, relajarse con una copita de vino o un café y disfrutar de la limpieza de la casa antes de que llegué el esposo y/o los hijos para que otra vez las cosas queden igual.

Limpiamos más rápido. Cuántas veces has visto a tu mamá que espera a que los niños se duerman para poder hacer la limpieza. Sobre todo las madres que trabajan procuran arreglar todo por las noches. Aunque es necesario enseñar a los hijos a ayudar con los quehaceres de la casa, a veces lo que queremos es terminar rápido para seguir con otra cosa.

Dormir. Otra de las cosas que hacemos las mujeres cuando nos quedamos solas en casa es dormir, sólo nos recostamos y disfrutamos descansar todo lo que no podemos hacer en el día. Queremos olvidar de vez en cuando de las preocupaciones de llevar los hijos al colegio, actividades por las tardes, hacer la comida o esperar a la pareja.

¿Añadirías alguna otra?

También te puede interesar:

¿Las latinas son las preferidas en el mundo?
¡Outfit que necesitas para ir bonita a la oficina!

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios