Buena Vida

¿Qué es la crioterapia?...¡Te animas!

La nueva práctica que te mantiene bella a 149 grados Celsius

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • ¿Te someterías a la crioterapia? (FOTO: NYTM)

    ¿Te someterías a la crioterapia? (FOTO: NYTM)

Se entra en una cápsula cilíndrica, vertical, con el interior acolchonado y abierta arriba. El piso gira hacia arriba y se asoma la cabeza. Se oye un zumbido. De repente, a uno lo cubre gas por debajo del cuello en un tanque que está a menos 149 grados Celsius, más frío que la temperatura más fría registrada naturalmente en la Tierra. Publica NYTM.

Son cámaras crioterapéuticas. Cuando una mujer llamada Chelsea Ake-Salvacion, de 24 años, murió en una Nevada, en octubre, la atención se centró en esta práctica de la crioterapia para todo el cuerpo, de crecimiento rápido, pero poco conocida, a la que los entusiastas publicitan como un camino a la reducción del dolor, mejor recuperación de las lesiones y mejora del estado de ánimo. Entre los muchos centros de crioterapia que se han abierto por todo Estados Unidos, algunos van más allá al decir que con las cámaras se previene la osteoporosis, se trata el asma, se incrementa la libido y se echa a andar la pérdida rápida de peso. Celebridades del atletismo, como LeBron James y Shaquille O’Neal, han estado entre sus primeros partidarios en el país.

Cámaras crioterapéuticas. (FOTO: NYTM)

 

En entrevistas, los operadores de la crioterapia, algunos prefieren el término “crioterapeutas”, dicen que es algo extremadamente seguro, y notan que las personas se han aplicado frío en las lesiones durante miles de años y que es habitual que los atletas serios tomen baños de hielo. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) no reconoce ningún beneficio médico de las cámaras crioterapéuticas, ni las regula. La muerte de Ake-Salvacion provocó que muchos cuestionen la seguridad del procedimiento y lo que dicen quienes lo elogian.

Funcionarios de nevada anunciaron recientemente la ampliación de una investigación de esta actividad porque van a examinar no solo la seguridad de los empleados, sino, también, si las máquinas son seguras para el público.

“No existen regulaciones para esta actividad en este momento”, dijo Steve George, el más alto funcionario de la División de Relaciones Industriales de Nevada, la cual trabaja con el departamento de salud en la investigación.

Deborah Kotz, una portavoz de la FDA no hizo comentarios sobre la legalidad de aseveraciones específicas, pero dijo que la dependencia estaba “preocupada por aparatos que se venden sin, potencialmente, haber (cubierto los requisitos) de la Administración”.

En enero, en Texas, tendrá lugar el juicio por la demanda que presentó Alix Gunn, quien dice que un centro de crioterapia le congeló un brazo, le causó quemaduras de tercer grado y pérdida de uso, así como desfiguración. Su abogado dice que a Gunn le dieron guantes mojados para que los usara durante el tratamiento. En respuesta, CryoUSA dijo que Gunn no cuidó de su propia seguridad en forma adecuada y añadió que había firmado una dispensa, liberando a la empresa de toda responsabilidad.

¿Consideras peligrosa la crioterapia?

En el 2011, el velocista Justin Gatlin, un campeón olímpico estadounidense, tuvo una experiencia similar al llegar a un campeonato mundial con los pies congelados tras utilizar calcetines sudados en uno de los tanques.

En septiembre, en Gran Bretaña, la Biblioteca Cochrane, una base de datos para investigación sobre salud, publicó una reseña de las investigaciones sobre la crioterapia en todo el cuerpo, las que incluyen muestras pequeñas, y se concluye que “no hay evidencia suficiente” de que con ella se reduzca la mialgia o se mejoren los tiempos de recuperación en los atletas, cuando se comparan con el resto. Los partidarios dicen que la caída repentina en la temperatura ayuda al cuerpo y a la mente a liberar endorfinas y estimular un vigoroso flujo sanguíneo.

 

Los humanos han utilizado el frío como terapia desde tiempos antiguos. Sin embargo, no fue sino hasta los 1970 que un médico japonés introdujo el concepto de sumergir al cuerpo en cámaras enfriadas muy por debajo de cero. El doctor, Toshima Yamauchi, buscaba calmar a sus pacientes de artritis reumatoide; la tecnología moderna le permitió aplicar temperaturas extremadamente bajas.

¿Te animas a recibir esta terapia?

Se le llamó a la idea crioterapia para todo el cuerpo a fin de distinguirla de la crioterapia localizada, una práctica médica aceptada, que implica aplicar cantidades reducidas de nitrógeno líquido para destruir tejidos anormales, como cáncer o verrugas. Con el tiempo, el remedio de Yamauchi se usó en Europa, se hizo algo de moda en países del bloque soviético, como Polonia, y, en los últimos años, brincó a Estados Unidos, donde rápidamente se popularizó entre actrices, modelos y atletas de élite, que compartieron sus experiencias en los medios sociales e introdujeron la idea en la corriente principal de Estados Unidos.

 

Esto te interesaCongelación para tener una piel perfecta

En Manhattan, cerca de Central Park, KryoLife tiene 80 clientes diarios, la mayoría de los cuales paga 90 dólares por una sesión de tres minutos. La dueña Joanna Fryben, de 40 años, dijo que el tratamiento es tan popular que pronto se expandirá a siete centros, incluido un “criocamión” o congelador terapéutico sobre ruedas.

“Estoy en la Ciudad de Nueva York”, dijo Fryben, quien ostenta título de licenciatura en lingüística y traducción. “Es probable que se pueda imaginar cuántos tipos A tenemos. Tenemos discusiones porque tienen desempeños sobresalientes; todos quieren estar más de tres minutos”. Les tienes que decir que no:

“Son temperaturas criogénicas. Ocho minutos a estas temperaturas pueden ser fatales”.

De hecho, se sabe poco sobre cuánto tiempo puede sobrevivir una persona sin ropa a estas temperaturas. Los centros de crioterapia enfrían sus cámaras de menos 71 a menos 149 grados Celsius, mucho menos que la temperatura naturalmente más baja registrada en la Tierra, mediante un satélite en el 2013, que fue de menos 57.7 grados Celsius en la Antártida.

La temperatura corporal del organismo humano es de alrededor de 37º C. El corazón falla cerca de los 27.2º C. La pregunta es cuánto tiempo se lleva moverse entre ambas.

Tres minutos, por lo menos, son soportables porque se llevaría más tiempo que se congelaran la sangre y los órganos internos. “Somos enormes trozos de carne”, dijo Gordon Giesbrecht, un profesor en la Universidad de Manitoga cuyo trabajo en el estudio de los humanos en ambientes extremos le ha ganado el sobrenombre de Profesor Paleta Helada. “Se lleva mucho tiempo calentar o congelar un enorme trozo de carne”.

¿Congelarías tu cuerpo por salud?

Las lesiones por congelamiento, no obstante, pueden ocurrir rápidamente.

“A menos 70º Fahrenheit (-121ºC), la piel sin protección se puede congelar en muy poco, unos dos minutos”, notó. “A menos 300 (-149º C), nadie ha hecho este experimento”.

Aquí, en Denver, Ryan Tuchscherer, un quiropráctico en Cherry Creek Spine and Sport Clinic, dijo que su clínica fue de las primeras en adoptar el tratamiento y adquirieron una cámara criogénica para cuerpo entero en el 2012, en 75,000 dólares. Los futbolistas de los Denver Broncos van con frecuencia.

“Hemos visto una reducción drástica en el tiempo de recuperación cuando usamos esto”, comentó Tuchscherer, de 35 años. “Parte es psicológico”, añadió.

Una mujer en una cámara criogénica. (FOTO: NYTM)

 

Ake-Salvacion trabajaba en Rejuvenice y creía firmemente en los beneficios de la crioterapia, comentó su tío Albert Ake. La noche del 19 de octubre, se metió sola en un tanque de Rejuvenice, después del horario de trabajo.

A la mañana siguiente, un colega la encontró congelada, en posición fetal, en una de las cámaras, con el teléfono celular cerca, dijo Richard A. Harris, un abogado de la familia Ake. Ningún médico legista ha determinado la causa de la muerte. Sin embargo, Harris dijo que es posible que Ake-Salvacion dejara caer el teléfono en la cámara, quisiera alcanzarlo y quedara atrapada en un espacio con demasiado nitrógenos y poco oxígeno, lo que habría provocado que se desmayara y, al final, se congelara.

“Se trata de un tratamiento ‘benigno’ que te puede matar”, dijo Harris. “Quizá necesitemos regularlo. Quiero decir, si regulamos a un barbero”.

Rejuvenice se reabrió poco después de la muerte de Ake-Salvacion. Sin embargo, una semana después, la División de Relaciones Industriales de Nevada la cerró por un tecnicismo _ Rejuvenice no tenía seguro de indemnización para sus empleados _ e inició la revisión de las prácticas del sector.

¿Crées que es un negocio redituable?

Fryben, de KryoLife en Nueva York, dijo que no cree que un accidente similar pudiera pasar en su centro, pero, aun así, recibe bien una mayor participación del gobierno.

“Una de mis inquietudes siempre ha sido que la gente ve muy buen dinero y abrirá centros por todas partes”, señaló. “Es una tecnología nueva”, agregó. “Va a haber mal uso”.
 

El cuerpo humano debe resistir 149 grados celsius. (FOTO: NYTM)

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios