Buena Vida

¿Qué es el amor negativo?

Estamos tan inmersos en él que no nos damos cuenta que lo reproducimos

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Madre e hija juntas    (Foto: Okchicas.com)

    Madre e hija juntas (Foto: Okchicas.com)

El amor negativo es una adicción compulsiva que mina nuestra capacidad para amar con libertad. Este amor negativo nos ha dominado demasiado tiempo. Cuando niños nos esforzamos por ganarnos el amor de nuestros padres. Para ello pagamos un precio muy alto. En esa identificación negativa uno traiciona a su alma y la entierra bajo comportamiento de amor negativo.

No desesperes, todavía puedes hacer algo, pero si deseas liberarte tienes que poner las cartas sobre la mesa, hacer un esfuerzo sincero para averiguar quién eres y en qué te has convertido. Debes atreverte a cruzar el dolor emocional de tu infancia para salir por el otro extremo del túnel.

El sufrimiento será profundo, pero breve. Es mejor enfrentarse a él de una vez por todas que cargar con el pesado fardo de programación automática del amor negativo durante toda la vida. A1 otro lado te esperan la libertad, la autoaceptación, el perdón y el amor por ti mismo.
 
Sin embargo, como adulto no tienes por qué renunciar y fingir que el dolor no existe. Enfrentándote a la verdad podrás deshacerte de la programación, nadie va a hacerla desaparecer con una varita mágica. "Eres tú quien debe hacer el trabajo del proceso.

Tomando la mano   (Foto: Splendidmind.files.wordpress.com)

 

Entre los programas negativos más destructivos se encuentra el de la anulación o invalidación automática, que el hijo aprende por imitación del rasgo del padre, de la madre o de ambos, o bien porque ellos lo anulaban a él. 

Los hábitos de autoanulación crean a su vez la base sobre la cual fundar la actitud de "tirar la toalla" y preparan el camino hacia la resistencia a recibir ayuda. En lugar de responsabilizarse de su propia nuestra propia resistencia, tendemos a transferirla a los demás.

Lo tenemos todo, nuestro verdadero yo positivo está siempre con nosotros. Desgraciadamente nuestros padres, debido a su propia negativa de la infancia, no sabían cómo alimentar nuestra esencia de perfección, sus padres tampoco nutrieron las suyas, nunca les enseñaron a respetarse y a amarse, ¿cómo iban a enseñarnos algo que no sabían?  

Una vez descubierto; analizado e investigado el síndrome del amor negativo como el «virus» que produce el "cáncer" de los comportamientos y rasgos negativos adoptados, la solución empieza a despuntar.

La clave está en la palabra adoptados, porque significa que no son innatos ni genéticos. Lo que se adopta puede desadoptarse. Cualquier programación puede desprogramarse, siempre hay esperanza de vivir la vida con paz y amor en el presente y en el futuro. No es fácil, pero es posible.
 
Con información de Fritzgestalt.com

También te puede interesar:

10 mandamientos de una mujer fuerte

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios