Buena Vida

Puedo vivir sin ti aun con el corazón herido

¿ Quién no ha sufrido alguna vez el mal de amores en su vida?
 

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • FOTO.Img.celebs

    FOTO.Img.celebs

El mal de amores es sufrir por un amor no correspondido. Estar enamorada de una persona y que ella no sienta lo mismo puede ser la peor situación por la que estés pasando en estos momentos. En la actualidad el mal de amores es acompañado por depresión o tristeza. 


¿Quién no a sufrido alguna vez por estar con la persona equivocada, sentir que ya no es la misma en el deseo o simplemente esperar pacientemente  la caricia que nunca llegó?


Sabemos que es un momento difícil pero no imposible de superar. Cuando te ocurre a tí, lo sientes como si ninguna otra persona en el mundo se hubiera sentido jamás del mismo modo. Si estas pasando por un momento así o recuperando de una experiencia en estos momentos, hay cosas que puedes hacer para aliviar el tristeza.

Comparte tu sufrimiento. Hay algunas personas que encuentran la confianza adecuada en una persona  para contarles su sentír, su dolor y esto les ayuda a sentirse mejor. Puedes expresar todo lo que sientes, incluso llorar en el hombro de un buen amigo o un familiar.  A otros les ayuda más salir de casa y hacer cosas que normalmente disfruta hacer, como ir al cine o al parque pero siempre acompañada de un ser querido para desconectarte del sufrimiento y vivir las nuevas experiencias que tiene la vida.

FOTO:Google.com


Cuídate. Sabemos que tener el corazón dañado puede ser demaciado estresante para ciertas personas, de modo que no permitas que interfiera con tu vida. ¿A que me refiero con esto? No permitas que influya en tu ritmo de sueño, recuerda que tu cuerpo necesita descansar para reponerse. Duerme mucho, haz ejercicio regularmente para que reduzcas el estrés, come alimentos saludables e intenta elevar un poco tu autoestima.


Piensa en todas las cosas buenas que tienes. No te heches la culpa de lo sucedido, no seas dura contigo misma, tu no eres la mala del cuento, no te reproches tus faltas como si hubieras hecho algo para merecer el sufrimiento que estas experimentando. Si te das cuenta de todo lo que te esta sucediendo, ¡Superalo! Recuerda todas las cualidades que tienes como persona y si por alguna razón no se te ocurren todas las cosas hermosas que tiene tu ser pide a tus amigos que te ayuden a recordar todas las buenas cualidades que tienes.


Mantente ocupada. Tal vez te pido demaciado, sé que estas sumida en la tristeza y dominada por el dolor del sentimiento de pérdida, pero puede ayudarte de mucho. Puedes invertir tu tiempo en sacar a pasear a tu mascota, a empezar con la decoración de tu habitación, prueba con un nuevo hobby. Pero ojo, esto no significa que debas olvidar lo ocurrido, tienes que seguir reflexionando sobre lo sucedido ya que forma parte del proceso de curación y maduración.


Ten paciencia y date tiempo. Casi todo el mundo cree que nunca se repondrá completamente, pero ¿sabes qué? el ser humano es tan sorprendente y los mal de amores casi siempre se curan al cabo del tiempo. No te preguntes cuanto tardaras en olvidar a esa persona, porque eso dependerá de qué fue lo que te partió el corazón y de esto solo tú puedes encontrar respuesta, solo tú puedes conocer como eres capaz de afrontar una situación de pérdida y con qué rapidez tiéndes a recuperarte de las malas experiencias. Reponerse de una ruptura puede tardar sólo unos días o muchas semanas, incluso meses y a veces años, esto solo depende de tí y de las ganas que aportes para tu bienestar físico, emocional y mental.


Evita. Si en algún momento sientes que nunca volverás a ser feliz, no optes por refugiarte en malas amistades, no te refugies en el alcohol o en las drogas. No te enfades con las personas que están a tu alrededor que sí pones atención te darás cuenta que son las primeras y ultimas que siempre estarán ahi cuando tropieces. 

FOTO: fanpop.com


Ten paciencia contigo misma y deja que empiece el proceso de curación del alma. A veces la tristeza profunda dura tanto tiempo que las personas necesitan ayuda profesional, pero no evadas tu realidad, afronta y demuéstrale que tienes agallas para demostrarle a la vida que eres fuerte y que mereces a esa persona especial que tal vez aún no has conocido.

 

¿Has estado alguna vez en esta situación?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios