Buena Vida

Porciones adecuadas para una buena salud

No sólo se trata de estar bien nutrido, sino que además la cantidad es focal

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • El plato del buen comer   (Foto: Usapeec.org.mx)

    El plato del buen comer (Foto: Usapeec.org.mx)

La nutrióloga y educadora en diabetes Yareri Sandoval comenta que " siete de cada diez mexicanos padece obecidad y sobrepeso", como coodinadora de Nutrición de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD) expresa que ambas condiciones se asocian principalmente con diabetes y enfermedades cardiovasculares, pero también con padecimientos óseos y musculares y algunos tipos de cáncer.

Los investigadores Martha Kauffer-Horwitz, Loredana Tavano Colaizzi y Héctor Ávila-Rosas, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México (UNAM), escriben en su estudio La obesidad en el adulto, que "el sobrepeso y la obesidad son el resultado de una compleja interacción entre los genes y el ambiente, que se caracteriza por un desequilibrio de energía debido a un estilo de vida sedentario, un consumo excesivo de energía, o ambos".

Sándwich integral    (Foto: .Puntofape.com)

 

Existe una estrecha relación entre lo que comemos y la actividad física que desarrollamos. La nutrióloga Elizabeth Fonz, educadora en diabetes por la FMD explica que en el tema de las porciones, la edad, el género y el estilo de vida que llevamos, son claves para determinar cuánto comemos de esto o aquello. Ella recomienda incluir todos los grupos de alimentos en las comidas para asegurar una nutrición completa, y entender que la nutrición ideal es diferente para cada persona.

Sandoval es contundente: "Para aprender cuántas porciones de cereales integrales, carne o frutas debo comer; y cuáles serían los tamaños adecuados de esas porciones, tenemos que ir con el nutriólogo, sólo este especialista puede darnos la referencia exacta de acuerdo con nuestro peso, edad, actividad física y género".

Desayuno nutritivo    (Foto: Gregomerlo.files.wordpress.com)

 

Elizabet Fonz deja claro que para determinar las porciones de una persona, se ha de precisar su actividad física,  "los requerimientos energéticos varían con la edad, pero principalmente con el estilo de vida". Por ejemplo: un oficinista que se come un tamal, difícilmente podrá deshacerse de ese gran aporte de energía; un trabajador de la construcción, como consecuencia de su pesada actividad física, no tendrá ningún problema en gastarlo en menos de medio día. Por eso, la cantidad de porciones de determinados alimentos, de acuerdo con el paciente, la fija un profesional de la nutrición.

Gisela Ayala, directora ejecutiva de la FMD, comenta que en la vida diaria no es difícil determinar el tamaño de las porciones: 1 pieza de tortilla; 1/3 de bolillo; 1 pieza de pan integral; 2 tunas; 1 manzana; 1 taza de fresas o melón, son porciones adecuadas.

Más fácil: si son frutas, la porción es una pieza o una taza. Si son productos de los cereales, como las tostadas o el pan de caja, una rebanada.

Frutas para la dieta   (Foto: Diariogente.com)

 

Cuando se trata de la carne, comenta Ayala, la palma de nuestra mano es el parámetro. De ese tamaño tiene que ser lo que vayamos a comer. Un puño es la medida del arroz y las semillas, como la nuez y las almendras.

"De esta manera, se puede controlar nuestro consumo de calorías eficientemente y evitar progresar hacia sobrepeso y obesidad", concluye Yareri Sandoval.

Carne, huevos y lácteos   (Foto: Bloq.intersport.es)

 

Cuando una persona sabe el número de porciones que requiere, por ejemplo de carbohidratos, incluso puede darse el placer de comer un postre o tomar un refresco sin miedo a los kilos de más. Sabrá compensar este "lujo" en su siguiente comida.

También te puede interesar:

10 tips para tener un peso saludable

 

¿Por qué debes cenar ligero?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios