Buena Vida

¿Por qué terminas llorando cuando bebes?

Las emociones se ponen a flor de piel y pasas de la alegría al llanto

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Terminar llorando     (Foto: Crissdi.files.wordpress.com)

    Terminar llorando (Foto: Crissdi.files.wordpress.com)

Al ingerir unas ricas cervezas bien heladas el momento de la excitación y euforia llega, la conversación fluye por doquier, se rompen las inhibiciones, se olvida la timidez, todo nos parece estupendo, a lo largo de la noche se exalta la amistad y de pronto, de la nada uno empieza a derramar las de cocodrilo.

Esto se debe a que de acuerdo a la cantidad de alcohol que ingiramos puede llevarnos de una leve y excitada euforia a una avería sentimental.

Euforia para todos    (Foto: Kippure.com)

 

El investigador del Instituto Nacional de abuso de Drogas de Estados Unidos, David Rodríguez, comenta que:

En general, el alcohol es una sustancia depresora del sistema nervioso, aunque a dosis bajas puede actuar como estimulante.

Todo tiene que ver con el funcionamiento del cerebro. Los miles de neuronas que se comunican dentro lo hacen a través de los neurotransmisores, unos compuestos químicos que transmiten información de una neurona a otra consecutiva como son la serotonina, la dopamina, las endorfinas, etc. El alcohol como las drogas infiere en esta comunicación las emociones, tristeza, alegría , amor, etc., se entre mezclan.

Hasta el fondo     (Foto: Sopitas.com)

 

El sistema límbico, encargado de controlar la memoria y las emociones en el encéfalo puede llegar a verse afectado cuando se bebe demasiado. Es por eso que algunas veces nos despertamos sin recuerdo alguno de la noche anterior y también por ese motivo se ha vivido un carrusel loco de emociones que nos hace acabar un guiñapo con los ojos húmedos.

Así que el consumo de alcohol puede proporcionar, primero, momentos de euforia y llanto antes de que aparezcan efectos no tan agradables, como la pérdida de capacidad motora, la descoordinación de movimientos, la alteración de la visión, el mareo generalizado, entre otras cosas.

Depresión por el alcohol   (Foto: Ecestaticos.com)

 

Estos efectos depresores, nos dice el investigador Rodríguez

Pueden llegar a causar que la persona caiga en coma, o incluso muera”

A largo plazo el alcohol moldea al cerebro a su medida. “Este se adapta y es cuando se produce la adicción”, explica el experto “se llega a un momento en el que el alcohólico ya no bebe para obtener placer y relajación, sino porque es la única forma de estar normal, de reequilibrar su propia química cerebral. De que se le quite por las mañanas el temblor de las manos. Y hay que tener en cuenta que beber alcohol es una elección, pero ser alcohólico es una enfermedad”.

Que inicie la fiesta    (Foto: Coppa.com.es)

 

Pero el gran problema, según señala Rodríguez, es que el primer contacto con el alcohol se produce a los 16 años, cuando el desarrollo del cerebro no está completado, y el 70% de ellos lo obtienen con facilidad en antros y supermercados. “El tema del alcohol es algo que nos tenemos que plantear como individuos y como sociedad”, concluye el científico. Haya lágrimas o no de por medio.

¿A que edad iniciaste a beber?

También te puede interesar:

¿Te gusta el whisky?
¡Peligro, bótox y alcohol!

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios