Buena Vida

Podré quedarme para vestir santos, pero no vestiré patanes 

Para llegar a la plenitud de los treintas no hace falta estar acompañada.

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

¡Te quedarás para vestir santos!, ¡Eres una solterona!, ¡Mija, se te está pasando el tren!, ¡Mucho trabajo, pero para cuando los hijos!.

 

 

Estas y otras frases se vuelven más y más comunes cuando estás a punto de llegar a los 30 y no tienes pareja... Seguro no me dejarás mentir.

La gente no termina de entender que si a unos pasitos de llegar al tercer piso no tienes a un hombre a tu lado es porque no andas buscando a cualquiera o simplemente porque no te viene en gana. 

 

 

No entienden que hay vida más allá de solo encontrar a nuestra media naranja y llegar al altar para cumplir con el trillado "vivieron felices por siempre"...

Las mujeres con o sin hijos, con o sin pareja estamos completas...Y es que no tenemos que pasarnos la vida luchando contra el mentado reloj biológico para dar gusto a nadie...

 

 

Nada nos detiene a construir nuestros sueños y lograr nuestras metas...Es más, que se vaya el dichoso tren, que lleguen los años y caigan sobre mi...La vida es más que solo buscar y buscar al príncipe azul...

 

 

Recuerda... Lo mejor de estar soltera, es que vuelves a ser una naranja entera.
 

Esto te puede interesar: 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios