Buena Vida

¿Para qué tomé la decisión de casarme?

¡Hay momentos en que a la vida de una mujer, llega esta gran pregunta!

Martha Gastelum
Por Martha Gastelum
  • ¿Por qué decidí casarme?. Foto: es.aleteia.org

    ¿Por qué decidí casarme?. Foto: es.aleteia.org

Me casé para ser feliz, para sentirme amada, querida y necesitada por ti. Ser esa compañera fiel en todo momento y quién camina de tu mano aún en los pasajes más pesados de nuestro andar.

En busca del amor, te conocí y desde el principio supe que serías para mi, enamorada me uní a ti sin miramientos ni rodeos, pero también siempre supe que sería yo la que en todo momento tuviera que dar el primer paso… al buscarte lo hice yo, al besarte lo hice yo, al pensarte lo hice yo y al invitarte a navegar juntos también lo hice yo, y ahora me pregunto ¿Qué hice mal?

Me casé para ser feliz. Foto: batanga.com

 

¿Será que estoy condicionada para el amor? ¿Será que mi error es haber dado mucho de mi y hoy no perdonas una falla? ¿Para qué tomé la decisión de casarme?

¿Alguna vez te has hecho esta pregunta?

Ya ha pasado un tiempo juntos, y el historial de vivencias sigue agregando notas al libro de nuestra historia, nuestro amor floreció y a pesar de que te conozco un poco más, he sentido que nuestra relación ha cambiado, hay algo diferente, tu y yo no somos los mismos, nuestros besos ya no son los mismos, nuestras caricias son frías como un tempano, los abrazos también son esporádicos y distantes, ¿Qué nos ha pasado?

Nos hemos sumergido en nosotros mismos, un aroma a egoísmo es lo que percibo, sin darle chance al amor que una vez nos sentimos, sin darle cabida a la más dulce y placentera pasión de amarnos noche a noche, nuestras sabanas ya no huelen a nosotros. Nos hemos permitido ser infieles a nuestras propias palabras que juramos frente a un altar, hiriendo cada día a nuestros corazones débiles...ha sido preferible llenar nuestros corazones de dudas y cuestiones sin motivos…

Contigo pero si ti. Foto: ellassaben.com

 

Sin duda...Hoy me siento cansada,agotada de sentir que voy caminando sin avanzar, un camino que cada día lo veo estrecho y extraño a la vez, lleno de experiencias nuevas y sorprendentes, que solo me arrastra a un camino insólito y desconocido. Hay momentos que enloquezco y quisiera huir sin rumbo...Y posiblemente pueda decirte el famoso “No eres tu, soy yo”, pero ni siquiera yo me lo creería.

No encuentro la palabra que defina este sentimiento que llevo aquí dentro. Pero ¿Para qué tomé la decisión de casarme? ¿Para vivir todo lo contrario a lo que yo soñé? ¿Para tener un compañero que no lo siento como tal? Porque tendría entonces que ser muy honesta y decir que aunque estoy contigo, me sigo sintiendo igual de sola que antes de conocerte.

¿Te sientes así con tu pareja?

Una completa extraña, que defiende con garra lo que tiene, arrebatada quizás, soy una mujer diferente a lo que tu acostumbraste a vivir, pretendiendo cambiar mi esencia, cuando no soy esa mujer con la que tu decidirte caminar. Mi corazón esta triste y una sola palabra no ha salido de mi boca para declarar al viento lo que siento… Solo estas líneas podrán ser el reflejo más latente de lo que nunca te diría por no saber como empezar.

Si no puedes entenderme, entonces haré de cuenta que no me conoces… Si has guzgado mis acciones, entonces pensaré que eres cobarde por no entender que un problema es de dos y no de uno y si te has dejado llevar por lo que opinan los demás, entonces pensaré que hasta ahí has dejado de amarme ¿Para qué tomé la decisión de casarme? me lo vuelvo a preguntar…

”Me casé para tener a mi lado, un hombre de verdad que sepa amar, abrazar y respetar a esta mujer cansada de llevar a cuestas un papel que no le corresponde”

¿Quieres más notas como estas?

Un hombre sincero, no te mentirá, un hombre inteligente, no te perderá, pero un hombre de verdad, jamás te decepcionará.

Sigue leyendo:

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios