Buena Vida

No te abandones, no dejes de ser mujer por ser madre

Tener la dicha de ser madres es genuino, inculcarles a tus hijos el amor propio, lo es aún más. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

Mi peor error fue abandonarme. Ante la infidelidad de mi marido me refugié en mis hijos, no me arrepiento de haberles dado tanto amor, pero perdí mi valor como mujer y nunca pude regresar de ese infierno, ellos crecieron y ya están haciendo sus vidas. Yo me quedé sola, tan sola que no me tengo ni a mi misma. 

Estas palabras han retumbado por horas en mi cabeza, me las dijo una mujer que en realidad ama a sus hijos, los ama, pero se olvidó de amarse a ella misma, de sus necesidades, de dedicarse tiempo, de tener una vida. 

¿Cuántas más están en la misma situación? ¿Por qué y cómo llegamos a eso? ¿Es realmente el mejor ejemplo para los hijos por lo que dices morir? Estas y otras preguntas llegan a mí después de sus revelaciones, no entiendo nada, no me explico en que punto una mujer puede perderse así.  

¡De corazón te lo pido, no te abandones, no dejes de ser mujer por ser madre! Hoy te daré uno de los mejores regalos de tu vida ¡No lo rechaces por favor! Sigue estas recomendaciones: 

1. Autodescuido

¿Por qué olvidar que -además de madre- también eres mujer? Inicia un plan de ejercicio –supervisado por tu médico- y comienza a bajar esas libras que quedaron de más en tu cuerpo. Haz lo posible por visitar el salón de belleza y mantenerte bella, incluso en casa, donde tendrás la mirada escrutadora de tu marido.

Así que recuerda que no sólo debes arreglarte para ir al trabajo o para salir con las amigas, para estar en el hogar también este requerimiento es necesario. De lo contrario, este hecho puede desmejorar la relación.

2. No cambies

Haz memoria y prepara un listado de razones por las cuales tu pareja se enamoró de ti, e intenta no transformarte
en todo lo contrario con el nuevo rol de mamá.

3. Elige ser feliz

Ser feliz es una elección, no te permitas tener una posición de víctima ante los problemas. Siéntete en la libertad de pedir lo que necesitas y no esperes a que tu pareja lo adivine.

4. Cuida la relación

En ocasiones, caemos en el error de pensar que el amor no se cultiva y que estará allí por siempre, ¡error gravísimo!

Amar es una sensación y los detalles diarios que tengamos con nuestra pareja van haciendo del amor un sentimiento cada día más fuerte. Por ejemplo, nunca dejes de celebrar su llegada del trabajo con un fuerte abrazo y un beso de bienvenida. Si no haz hecho esto antes, nunca es tarde para comenzar.

5. Aprende a pedir ayuda

No trates de llevar toda la carga sola,aprende a pedir ayuda a tu pareja,tu mamá, tu hermana y hasta a tu suegra cuando lo necesites.

6. Respeta tu tiempo

Toma tiempo para ver tus programas favoritos de televisión, leer un libro,una revista. Los psicólogos aseguran que uno de los aspectos primordiales con que las personas deben cumplir es respetar su propio tiempo.
Si no respetas el tiempo que debes dedicarte, comenzarás a sentir enojo contra tus seres queridos, entiéndase hijos, marido, mamá.

7. ¡Muévete!

Si quieres tener buen ánimo, la actividad física te dará mayor energía y lograrás sentirte satisfecha como persona. Los doctores recomiendan que luego de tres meses del alumbramiento, puedes restablecer la actividad física. Con una hora de ejercicios,tres veces por semana, será suficiente para sentirte como nueva.

8. ¡Organízate!

Para evitar contratiempos, debes organizarte con una agenda manual o electrónica. En ella, incluye el tiempo que pasarás con tu pareja, en una salida especial o una cena romántica.

Ser madre es una gran responsabilidad. Pero pensar que, por ello, puedes darte la licencia de descuidarte como mujer es un grave error. Cuando se es madre por primera vez es normal que la vida gire en torno al bebé. Mas no se deben perder las perspectivas de la familia, porque, al girar todo en torno a la criatura sin un balance de la situación, puede ponerse en riesgo la salud mental de la madre o la relación de pareja.

Esto te puede interesar: 

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios