Buena Vida

No soy la Princesa de tu cuento

Ni perfección ni irrealidades; yo soy una mujer de CARNE y HUESO, imperfecta, libre, feliz. 

Ana Izábal
Por Ana Izábal
  • shutterstock.com

    shutterstock.com

Vamos aclarando algo desde ahora: no soy la Princesa de tu cuento, pero podría ser la mujer de tu vida. Todo es cuestión de quitarnos de encima ese mar de irrealidades que tanto daño nos hacen y dejar las expectativas a un nivel natural. 

Soy una mujer verdadera, de carne y hueso, con defectos y virtudes por igual. He cometido errores y tengo un pasado, así que no esperes que llegue a tu vida como hoja en blanco bañada en pureza. Si prometes no juzgarme, prometo hacer lo mismo. 

Te advierto desde ahorita que mis piernas tienen celulitis y que mis pechos no son como melones, que odio el plástico y que hay días en los que simplemente no me apetece maquillarme, usar tacones o minifalda. 

A veces sólo quiero existir y no sentir la presión de tener que "disfrazarme" antes de salir de casa y si estás a mi lado verás que puedo ser tan sencilla como glamurosa, según lo amerite la ocasión.

Así que por favor no te espantes si un día no luzco como las actrices en el cine o las modelos en las revistas y en cambio luzco como "la chica de a lado", porque a fin de todo eso soy. 

Ten en cuenta que no soy una Princesa y que por eso digo siempre lo que quiero y no lo que "debería decir". Escucharás de mi lo que me gusta y lo que no en igual medida y aunque a veces nos llevaremos la contraria, lo preferiré antes que tragarme las ideas. 

Cuando esté enfadada dejaré salir una que otra palabrota, pero te prometo que diré más "te amos" que maldiciones. No te espantes si un día te pido sin decoro que me hagas el amor o si te dejo muy en claro que no estoy con apetito. 

Al final, solo puedo decirte que no soy la mujer perfecta que andas buscando, pero te seguro que soy la mujer más real y honesta que te anda buscando a ti. 

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios