Buena Vida

No siempre serás la mujer favorita de todos

Debes prepararte para entender que las cosas que no siempre serán sencillas, que las personas se harán a un lado, que la vida te hará luchar. 

Ana Izábal
Por Ana Izábal
  • wallpaper.com

    wallpaper.com

No siempre serás la mujer favorita de todos, ¿pero sabes algo? eso está bien, está perfectamente bien. 

Me tomó casi una década comprender que en la vida no podrás cumplir con las expectativas de todo mundo y sé que mientras lees esto también recordarás esos momentos en los que te viste obligada (por ti misma) a ser alguien que en realidad no eras, solo por agradar a los demás.

También puedes leer: Las mujeres fuertes no perdonan dos veces

Somos seres sociales, lo entiendo, no podemos apartarnos de la manada, pero tampoco podemos vivir a merced de ella. Habrá momentos en los que podrás relajarte y dejarte ir con la corriente, pero llegarán otros momentos decisivos y estos son los importantes, en los que deberás elegir entre lo que es mejor para ti y lo que otros creen que es mejor para ti y ciertamente, no siempre van a coincidir. 

 

Pinterest

 

Con el tiempo se aprende que no venimos al mundo con una etiqueta, que ya ni siquiera el cielo es el límite, que no existen sueños absurdos y sobre todo que vale la pena poner todo el empeño para defender eso en lo que uno cree, pero principalmente para defender con uñas y dientes lo que uno ES. 

No, no siempre serás la chica favorita de todos, no siempre vas a ganar, no siempre te bañarán de elogios y no esperes que una palmadita en la espalda te reconforte en los momentos más difíciles.

También puedes leer: Defender tu dignidad también es una forma de amor

Tienes que estar preparada para aceptar que muchas personas decidirán no apoyarte, que recibirás criticas, señalamientos, consejos no pedidos y que tu aspecto, tu personalidad y tu vida SIEMPRE serán materia de discusión, pero la vida es tan corta, a penas un parpadeo, que no vale la pena gastar ni siquiera un segundo menospreciándote a ti misma por la vaga opinión de alguien más.

 

Pinterest

Sí, el camino hacia tu propia conquista será complicado, lleno de retos y obstáculos y en ese sendero deberás elegir entre ser tu peor enemiga o tu mejor aliada. 

La tranquilidad, el amor propio y la verdadera felicidad llegan cuando aceptas que tu única tarea es ser la mejor versión de ti misma, aprender todos los días, ser una persona digna y libre, no una copia de lo que nos dicen que debemos de ser.

También puedes leer: Sé que ya no eres una niña

Y aunque te has sentido en guerra contigo misma por mucho tiempo, debes saber que las máscaras y las apariencias jamás te harán feliz, sólo en el momento en el que decidas pelear por tus ideales y tu vida, te sentirás realmente tranquila.

No serás la mujer favorita de todos y eso está bien, mejor enfócate en ser la mujer favorita de tu propia vida y con ese amor inmenso dentro de ti y esa autenticidad que te hará transparente y libre, te rodearás de personas que en verdad te aprecien y te amen por lo que eres.

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios