Buena Vida

No mendigues la atención de un hombre ni su amor

Las mujeres nos empeñamos en querer a alguien que no nos quiere. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

Por más duro que parezca, a este mundo llegamos solos y solos nos iremos. Pero por una razón natural del hombre, durante toda nuestra vida nos la pasamos en la búsqueda de alguien con quien compartir el camino. Por eso fracasamos. Empeñarnos en buscar el amor nos vuelve tontos, el amor debe llegar a nuestras vidas sin necesidad de rogar por él.

Date cuenta que el simple hecho de aferrarnos a encontrar el amor nos lleva a tomar del brazo al primer hombre que se nos cruce en el camino y llamarlo "amor de mi vida" cuando el sujeto en cuestión no cumple ni el más mínimo de nuestros requisitos o expectativas. 

 

 

No estés por estar, alguien que te ama compartirá tus sueños y los hará más grandes y no solo vivirá para él y sus planes, no solo tendrá sus anhelos y a ti para que le ayudes a cumplirlos, quien te ama no permitirá nunca que la palabra egoísmo entre entre ustedes. 

Si te sientes utilizada por tu pareja, es mejor que prestes atención a estas 5 alertas que revelan que tanto mendigas o no el amor de una persona. 


1. No existe falta de tiempo, sino de interés

No caigas en las excusas baratas que ponen algunos hombres para justificar sus ganas de no verte. Realmente no existe falta de tiempo, sino falta de interés, porque un hombre que tiene ganas de estar a tu lado, vendrá a verte aunque sean las 12 de la noche o aunque lleve todo el día trabajando. Porque cuando hay amor, la madrugada se vuelve día y un momento se vuelve oportunidad.


2. No esperes nada de nadie, excepto de ti

Las expectativas son siempre la base de los fracasos sentimentales. Esperar siempre duele, te marcas expectativas muy altas respecto al hombre que tienes al lado, y siempre acaba decepcionandote. Métete en la cabeza que solo debes esperar cosas que provengan de ti misma, recuerda que es mejor estar triste que decepcionada.

 

 

3. Debes empezar a aprender del dolor emocional

Cuando empezamos a sentir lo que hace el hombre con el que compartimos nuestros días como un fraude, empezamos a sentir un inmenso dolor. Ese dolor es un dolor emocional, que es tan fuerte que podemos percibirlo de la misma manera que si fuera un dolor físico.

Por eso, debes darle al malestar psicológico solo su importancia relativa. Igual que si te duele el estómago dejas de comer chocolate, también deberías intentar trabajar sobre ese dolor emocional e intentar sacar la máxima enseñanza. Tenemos la falsa creencia que el dolor emocional lo va a curar el tiempo, sin hacer ningún esfuerzo sobre él, pero eso no va a suceder. 


4. Valórate y quiérete bien

Debes empezar por aprender que nadie va a amarte mejor de lo que deberías amarte tú. Cuando empiezas a quererte, empiezas a proyectar ese amor propio hacia otras personas y eso hace que estas te amen de la misma forma. Dedica tiempo únicamente a quien se preocupa por ti, y olvídate de aquellos que se han olvidado de ti. El hombre que te ama de verdad, encuentra la manera de demostrarlo tarde o temprano, y si no lo hace es que no te amaba tanto. Así que no llames a quien no te llama, no escribas a quien no te escribe y no busques a quien no te busca.

 

 

5. No esperes a quien no te espera

El amor se debe sentir, recibir y dar, pero nunca rogar. Así que deja de esperar, el verdadero amor, el que te mereces, llegará cuando no lo estés esperando. Entonces descubrirás que las cosas buenas siempre llegan en el momento indicado, sin necesidad de ir a buscarlas. Empieza a valorarte más a ti misma, a mirar al espejo y sonreirte, a amarte aunque otros no lo hayan sabido hacer. Tu vales mucho como para rendirte ante un fracaso.

Toda mujer merece un amor verdadero, un hombre que le diga palabras bonitas a cualquier hora del día. No te merece quien sólo te busca cuando te necesita y cuando tiene interés en ti, el amor más indicado para ti es aquel que sin esperar recibir nada a cambio te lleva en lo más hondo de su corazón y te hace sentir prioridad en su vida. 

 

También puedes ver: 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios