Buena Vida

No más envidias entre mujeres

El que lleve el mismo vestido que tú no es problema, el problema es cuando te molestas porque a ella le queda mejor

Martha Gastelum
Por Martha Gastelum
  • ¿Y tú envidias a otra mujer?

    ¿Y tú envidias a otra mujer?

Cómo mujeres siempre somos las más exigentes y las que estamos más al pendiente de los detalles a la hora de observar a las demás, en su forma de vestir y su físico.

¿Te has sentido la mirada envidiosa de una mujer?

La psicologa Cristina Wood, afirma que “si dos mujeres se encuentran por la calle, se hacen un escáner de lo que llevan de los pies a la cabeza, se fijan en si la otra ha ido a la peluquería, si lleva las uñas pintadas, si la talla de la falda le queda bien”.

Agrego que cuando dos mujeres se vuelven a ver al cabo de mucho tiempo, “lo primero que hacen es un comentario sobre su físico, del tipo: qué delgada estás, qué bien te veo”

Mujeres envidiosas. Foto: belelu.com

 

Algo que es muy cierto, es que las mujeres no se visten para gustar a los hombres, sino para agradar a las mujeres. Según algunos expertos en el tema dicen que en el físico, la forma de vestir, y en todo lo que sea apariencia, las mujeres somos más exigentes y nos fijamos más en los detalles: “es cultural, lo adquirimos desde muy pequeñas, desde que nos enseñan: hija siéntate bien, péinate, tienes que estar presentable. Al niño no se le exige tanto en ese campo”.

Un problema muy común es que las mujeres al ser muy valoradas por el físico, y ser muy sensibles a los comentarios negativos, nos vestimos cómo creemos que le vamos a gustar a las mujeres. Este temor es más acusado entre las mujeres que en los hombres.

La amistad entre mujeres, normalmente son sentimientos de envidia de una mujer hacia otra que no suelen identificarse como tales, y “cuando aparecen, encuentran muchas veces refugio psicológico en la autocrítica”.

Mujeres con envidia. Foto: http://casacochecurro.com

 

Ante el éxito de una compañera, por ejemplo, muchas mujeres no son capaces de analizar sus propios sentimientos y los transforman en “sentimientos individuales de duda e insuficiencia”. Las diferencias entre mujeres, que unas avancen más rápido que otras, se percibe a veces como algo peligroso, como una amenaza.

Este es el reflejo de una cultura que enseña a ser inseguras, desconfiar y envidiarse unas a otras. Sin embargo es increíble pensar que somos nosotras mismas quienes nos discriminamos.

Si tu sientes que te has discriminado, envidiando a las demás. estos son algunos puntos que debes de trabajar para amarte, respetarte y tener plena seguridad en ti misma:

1. Obsérvate.

2. Analiza tus actitudes frente a la otra.

3. ¿Cómo actúas?, ¿la envidias?, ¿por qué?

4. ¿Qué haces frente a la envidia?, ¿te hace sentir bien?, ¿te gusta?

5. ¿Reaccionas en automático cuando discriminas?

6. Identifica tus actos automáticos y cámbialos. Si ves a una mujer guapa o delgada, dícelo.

7. Se paciente, no te exijas una transformación total de un día para otro.

8. Siempre ten presente que dañar a la otra, no necesariamente te beneficiará en algo.

¿Te consideras una mujer envidiosa?

Sigue leyendo: 

 

Mujeres con actitudes machistas. Foto: eslamoda.com
¡Hombres más fiesteros que mujeres! 

 

"Lloré y le dije: me duele, estoy lastimada"

 

 

¡Una mujer atractiva tiene una vida más fácil!

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios