Buena Vida

Me perdiste el día que te fuiste

No te necesito para estar completa, soy feliz contigo o sin ti

Karen Beltrán
Por Karen Beltrán
  • Foto: saltron.files.wordpress.com

    Foto: saltron.files.wordpress.com

Todo marchaba bien entre nosotros o al menos eso creía. Eran las 2 de la mañana cuando recibí tu mensaje, por casualidad desperté al baño y revisé mi celular tenía un mensaje en el que me deseabas buenas noches, lo abrí y cuando leí “ya no podemos estar juntos”, quedé en shock por unos segundos.

De inmediato te llamé para preguntar porque me estabas diciendo esas cosas si “todo estaba bien entre nosotros”; me dijiste que no podías hablar en ese momento, que habláramos al día siguiente. Esa noche fue la primera vez que me hiciste perder el sueño.

A primera hora fui a buscar un explicación, quise pensar que estabas confundido que todo había sido una confusión, pero tú estabas más decidido que nunca, me habías dejado ir de tu vida. Ya no estabas agusto, ni feliz en la relación. 

No podía creer que todo lo que estaba pasando, me estabas dejando de la noche a la mañana.

Tan fuerte fue el impacto que mi corazón quedó roto en mil pedazos, no lo acepté no quería hacerlo. El mundo se me venía encima, tú quien siempre había estado conmigo en las buenas y en las malas, se había ido. Así pasaron muchas noches de desvelo pensando que me dijeras que querías volver, que me extrañabas. Pero no llegaban.

Intenté buscarte por todas las formas, con mensajes, llamadas, me acercaba a ti para pedir una oportunidad de intentarlo otra vez. Hice mil intentos pero no nada daba resultado. Mis días se hicieron negros como la noche en que me rompiste el corazón.

 

Era imposible no verte y sentir como mi alma se había ido contigo. Yo era otra persona, me volví gris, la sonrisa que me caracterizaba se había borrado de mi rostro, mis fuerzas habían desaparecido. Mi vida sin ti no era la misma. Tú la persona más importante de mi vida en esos momentos y me dejaste ir.

No estaba prepara aún para dejarte ir, pero ¿cuándo se está preparado para dejar ir a alguien que quieres mucho? Creo que nunca, sólo me quedó esperar a que pasara el tiempo y las heridas sanaran.  Por fin lo pude comprender y aceptar ya no estabas más en mi vida.

No cumplí tus expectativas, no te hice tan feliz. Dolió y mucho, pero me sirvió para encontrarme a mi misma y entender que en realidad tu tampoco llenaste mi expectativas, yo no te perdí, tú me perdiste a mí.

Mi felicidad regresó el día que volví a estar tranquila conmigo misma, cuando dejé de pensar que yo te fallé. Entendí que no debo dejar que mi felicidad dependa de alguien más, hasta pronto amor mío, quiero que seas feliz, tanto como lo soy yo, ahora sin ti.

Sigue leyendo:

¡Supera tus complejos y quierete más!
Siete tips para dejar de preocuparte tanto
El secreto de salir adelante es ser feliz :)


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios