Buena Vida

¡Me gusta tener de a dos!

Mi novio no es mi único amor. Y lo digo así, tranquila y sin pena

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Amar a dos no es un pecado.

    Amar a dos no es un pecado.

De esas ocasiones en que dices tener amor para repartir. Y tienes a tu novio, pero no sólo él es tu amor. Aceptas que tienes otro. Quizá para muchos soy indecente. Y eso no está bien ante los ojos de la sociedad. Otros me aplaudirán. Los tiempos han cambiado y las relaciones también.

Mi novio no es mi único amor y a él no le molesta. De hecho, sospecho que le gusta porque le quita presión, le libera de la carga de tener que hacerme feliz, de completarme, de resolverme la vida, de estar pegado a mí todo el tiempo… dice Pamela Salas de Púrpura. 

Si estoy con él, es porque ambos estamos convencidos y buscamos aportarnos, no limitarnos. Ojalá hubiera aprendido esto antes, seguro me habría salvado de muchos tropiezos, pero es verdad que el maestro llega cuando el alumno está listo.

Hace unos años me enamoré perdidamente (o al menos eso pensaba en ese momento) y me entregué completa y sin medida.

Si por la relación era necesario saltar, yo me aventaba sin paracaídas, me lanzaba pisando el acelerador con todos los semáforos en rojo y me dejaba ir como si no hubiera un mañana. Yo estaba dispuesta a todo, aun cuando muchas veces eso significara ponerme a mí al final. Me olvidé de mis necesidades y sueños por adaptarme a lo que él quería. Y, como era de esperarse, cuando la relación se acabó, yo quedé deshecha…

Hoy, con la mente más fría y el corazón más sereno, estoy convencida de que no fue amor cuando no lo sentía primero por mí misma.

Y por otro lado, es mentira que el amor se da con una sola persona. El amor ocurre de muchísimas formas, sólo es cuestión de abrir un poco nuestra mente. Nadie tiene la responsabilidad de hacernos felices. La pareja nos enseña, nos acompaña, nos inspira pero no es su trabajo completarnos, porque… ¡ya estamos completas!

Y antes de que piensen que ando con dos, les voy a contar de que se trata. Contrariamente a lo que nos han enseñado, Sí se puede y, es más, me atrevería a decir que se DEBE amar a dos personas al mismo tiempo:

PORQUE UNA DE ESAS PERSONAS DEBES SER TÚ. No puedes darle a alguien más lo que tú misma no te das.

Amar a dos es la cosa más deliciosa que he vivido. Me cuido, hago cosas que me levantan el ánimo, me procuro y me consiento. Y así, cuando estoy con él, la vida se siente aun más rica.

“La pareja no nos salva de nada, no debería salvarnos de nada. La propuesta es resolver mi propia vida sin esperar que nadie lo haga por mí. La propuesta es, también, no intentar resolverle la vida al otro.

Encontrar a otro para poder hacer un proyecto juntos, para pasarla bien, para crecer, para divertirnos, pero no para que me resuelva la vida.

Pensar que el amor nos salvará, que resolverá todos nuestros problemas y nos proporcionará un continuo estado de dicha o seguridad, sólo nos mantiene atascados en fantasías e ilusiones y debilita el auténtico poder del amor, que es transformarnos” (Jorge Bucay).

Con información de: 

 

La delicia de amar a dos al mismo tiempo

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios