Buena Vida

Lo que no sabías sobre la virginidad

Mitos que hacen creer a la mujer que vale por lo que tiene entre las piernas

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Prueba de fuego    (Foto: Citehotel.com)

    Prueba de fuego (Foto: Citehotel.com)

La mayor parte de los mitos que existen sobre la virginidad de las mujeres se relacionan con el himen o con el sangrado.

El himen juega un papel vital al perder la virginidad en una mujer. Es un tejido más de la anatomía femenina que cubre parcialmente la apertura de la vagina. Su tamaño puede variar de mujer a mujer puesto que cada persona tiene una fisionomía diferente en distintos aspectos del cuerpo. Expertos han analizado y han llegado a diferenciar incluso 7 tipos de himen.

Castrante    (Foto: I.ytimg.com)

 

Algunos tienen una apariencia redondeada (himen anular) y otros están divididos en dos mitades (aseptado). Otros muestran pequeñas aperturas (cribiforme) y en otros casos no muestran ninguna apertura (imperforado). En este caso en el que el himen no tiene ninguna apertura, es necesaria la intervención quirúrgica puesto que impide la salida del flujo menstrual.

¿Sangraste en tu primera relación?

Al perder la virginidad mediante una primera penetración, a veces el himen puede permanecer intacto. También puede desaparecer antes de ese momento por diferentes motivos: golpes, masturbación, deportes de riesgo, etc. El hecho de que haya distintos tipos de himen juega un papel importante. De hecho, varios estudios han mostrado que casi el 60% de las mujeres tienen el himen intacto aunque ninguna de ellas había mantenido relaciones sexuales. Por lo tanto, es bastante normal que las mujeres carezcan de himen aunque no hayan mantenido relaciones sexuales con penetración.

Alto a la degradación de la mujer    (Foto: I.ytimg.com)

 

Otro de los mitos sobre perder la virginidad es el sangrado. Se dice que durante la primera penetración se produce una pequeña hemorragia en la mujer como consecuencia de la ruptura del himen. Esta creencia está tan generalizada que incluso en Oriente Medio y en algunas zonas de África las mujeres son despreciadas si no sangran en su noche de bodas por lo que incluso refuerzan o aumentan el sangrado para evitar este hecho.

Sangre de la mujer virgen   (Foto: Bellezaslatinas.com)

 

Según estudios realizados, el 60% de las mujeres no sangran en la primera relación sexual y esto se debe a esos diferentes tipos de himen y a la flexibilidad de cada uno puesto que varían. De igual manera es igual de probable que una mujer sin himen sangre como consecuencia de ciertas relaciones demasiado fuertes o ciertas patologías médicas.

Noche de bodas    (Foto: Actitudfem.com)

 

En conclusión, en contra de los mitos populares no hay signos visibles que muestren si una mujer es virgen o no pero a pesar de ello estas creencias están tan extendidas en distintos lugares del mundo que incluso la mujer misma pone en juego su vida para restaurar su himen antes del matrimonio puesto que como hemos visto, puede romperse por diferentes motivos, no necesariamente la penetración.

¿Para ti es importante la virginidad?

También te puede interesar:

Y tú ¿eres una mujer posmoderna?
Los 5 mitos de la primera vez

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios