Buena Vida

Las madres trabajadores destruyen vidas: sus hijos

Un informe difundido por Working Mother Media habla de cómo han influenciado las mamás trabajadoras en las actitudes de sus hijos.

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

Actualmente las madres están en la búsqueda de la manera para conciliar el mundo laboral con el familiar, debido al frenético ritmo de vida que exige que se desenvuelvan de forma casi perfecta en ambos escenarios. 

A raíz de esta realidad, la plataforma Working Mother Media ha difundido su último informe en el que analiza las actitudes de los hijos nacidos en diferentes periodos en relación con el hecho de que sus progenitoras trabajaran fuera del hogar o en él. 

Por un lado, están los baby boomer, aquellos nacidos entre 1946 y 1964. A estos les siguen los de la generación X, quienes llegaron a este mundo entre 1965 y 1980. Finalmente, los denominados como millennial, nacidos entre 1981 y el año 2000. 

Al preguntarles a estos últimos sobre si una madre debe o no quedarse en casa al cuidado de los hijos mientras el otro se desarrolla profesionalmente, el 60% respondió que sí, frente al 55% de los baby boomer y el 50% de los de la Generación X. Sin embargo, como explicó Jennifer Owens, directora editorial de Working Mother Media a la CNN, los millenian también señalaron que “ambos padres deben contribuir significativamente al ingreso familiar, que las madres y los padres deben compartir igualmente en las actividades diarias del hogar y que una madre que trabaja fuera de la casa establece un ejemplo positivo para los hijos”. 

En lo que respecta a los baby boomers, nacidos en una época en el que las mujeres comenzaban a ser una fuerza trabajadora importante, el 19% de las personas encuestadas, pertenecientes a esta generación, reconoció que tener una madre trabajadora había empeorado su vida sustancialmente, en comparación con el 48% que aseguró que su niñez y juventud había sido más positiva a raíz del desarrollo profesional de su progenitora. De hecho, el estudio constató que el 60% de los hombres y mujeres nacidos en esta época con madres trabajadoras había hecho de sus carreras laborales un éxito personal gracias al estimulo y al ánimo que habían recibido de estas para conseguirlo.   

En cuanto a la generación X, nacidos en un periodo en el que el hogar era una cuestión exclusivamente de la mujer, lo que más destaca el estudio sobre la actitud de las personas nacidas entre 1965 y 1980 es que el 52% de los encuestados, reconoció que el hecho de que sus madres trabajaran provocó que ellos tuvieran más responsabilidades como niños en el hogar y por lo tanto, más conciencia de que el trabajo del hogar debe ser una cuestión compartida entre todos los miembros que lo conforman.

“Me sentía muy orgullosa de ella por ser tan buena en su trabajo y por estar a cargo de todo. Mientras tanto, yo tenía que acompañar a mi hermana al colegio, prepararle la merienda cuando volvía y hacer con ella las tareas, lo que fomentó mi capacidad de responsabilidad”, explica Christine Reed, una de las participantes. 

Finalmente, entre los millenian, el 48% de los encuestados aseguró que la decisión de sus madres de ser mujeres económicamente independientes a través de su trabajo influyó para que ellos también quisieran trabajar y desarrollarse a nivel laboral. Sólo el 14% reconoció que este hecho les provocó ser menos propensos al trabajo. 

“En un mundo perfecto, con todas estas variables alineadas, ¿quién no quisiera estar en casa todos los días? Pero ese no es el mundo en el que vivimos. Espero estar ensenándoles a mis dos hijos a ser multi-apasionados, es decir, que desarrollen una gran pasión por su trabajo, su familia y su comunidad. Que sepan que el mundo es suyo, y que no hagan de su vida un podría o debería”, dice Aliah Davis McHenry, otra de las participantes, pertenecientes a la generación millenian. 

Los nacidos en esta última etapa reportaron más satisfacción con sus trabajos, sus finanzas familiares y su relación con sus parejas, en comparación con los de la Generación X o los baby boomer.

Esto te puede interesar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios