Buena Vida

Haz que suplique ser penetrada

Si sabes usar la técnica adecuada, te aseguro no se arrepentirán

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Juego previo    (Foto: Bloqspot.com)

    Juego previo (Foto: Bloqspot.com)

La mayoría de las mujeres necesitan alrededor de 30 minutos de juego previo antes de tener estimulación sexual. Obviamente a las mujeres les excita el contacto físico, pero un hombre debe saber cómo tocarla, ya que no siempre los lugares más obvios son los que más las excitan.

Uno de los errores más comunes que cometen los hombres en el juego previo es tocar directamente los pechos o la vagina. La mujer funciona diferente al hombre y hay que construir la tensión sexual antes de llegar a las zonas erógenas.

Antes que tocar estas zonas es recomendable empezar por:

Besando el cuello    (Foto: Cdn4.uvnimg.com)

 

Cuello: La mujer disfruta la sensación de ser besada, lamida o acariciada en el cuello. Al presionar tus labios o lengua contra su cuello, pronto escucharás sus suaves gemidos. La parte frontal de su cuello es muy sensible, pero puedes probar toda la región del cuello. La parte trasera de su cuello es una de las zonas más sensibles en el cuerpo de una mujer.

Orejas: Las orejas son también una zona altamente erógena y puedes volverla loca mordisqueando y lamiendo esa zona.

Zona del ombligo: Esta es otra área muy sensible y muchas mujeres aman que les den besos suaves en esta área. Puedes empezar besándola en la boca y luego bajar hasta su área abdominal; esto acumulará su tensión sexual.

El truco es no centrarse demasiado en un área en particular. En su lugar, ir de la boca al cuello, de su oreja a los senos, y así sucesivamente.

Debido a que sin juego previo no hay orgasmo, ¿cómo realizarlo correctamente?

Dando masaje    (Foto: Newscenter.philips.com)

 

Masaje: Comienza con un simple masaje, si quieres ayúdate de aceites perfumados,  porque esta es una manera dulce de tocarla e incrementar su excitación sexual. Debes evitar su vagina y masajear diferentes áreas del cuerpo.

Boca y lengua: Después de un tiempo de masajearla, puedes utilizar tu boca y lengua. Pasa algún tiempo averiguando sus partes del cuerpo más sensibles; los descubrirás si prestas atención a sus reacciones. Bésala y lámela en su boca, orejas, cuello, pechos, nalgas y piernas. No olvides de frotar sus pechos y chupar sus pezones. Tu mujer debe sentirse ahora muy caliente y excitada. Posiblemente te ruegue que la penetres, pero si la haces sufrir un poco más su orgasmo será espectacular.

Clítoris: Es el momento de dar al clítoris un poco de atención. Realiza movimientos circulares con la punta de la lengua; los movimientos deben ser suaves pero tu lengua debe estar firme. Varía el movimiento y observa sus reacciones corporales para averiguar la mejor técnica que sirve con ella. Ahora estará lista para que la penetres, y ella estallará en un orgasmo intenso.

Con información de Seducesiempre.com 

También te puede interesar:

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios