Buena Vida

Fuera lo que no sirve

Realiza una limpieza general y deshazte de lo que no necesitas

Soy Carmin
Por Soy Carmin

Suele pasar que en casa tenemos tantas cosas que ya no sirven pero no somos capaces de deshacernos de ellas. Los pretextos son siempre los mismos: ¿Y si un día lo necesito? Pero me lo regaló tal persona. No le estorba a nadie. Y olvidamos que la casa tiene un tamaño determinado, que no es una bodega para guardar objetos por años que sólo quitan espacio. Otras veces, bajo el pretexto del ahorro y el reciclaje, almacenemos artículos que “podrían servir después” y que quizá nunca utilizaremos, por mucho que estén en buen estado. De ahí la importancia de hacer un análisis y reconocer que ya es tiempo de poner orden y empezar a deshacerte de todo lo inservible o inútil. Dile adiós a las cosas del pasado, todo cumple un objetivo en su momento, pero su función se acaba. Para ello te presentamos los siguientes consejos que harán la tarea más fácil.

Materiales. En ocasiones acumulamos materiales que quedan arrumbados por años. Por ejemplo, compramos tornillos de más y los guardamos, hacemos una reparación y almacenamos las tablas, cables, yeso, etcétera. Es hora de decirles adiós.

Elimina. Deshazte de aquellas cosas que tienes guardadas porque “algún día las usarás”. Como ese bote de basura que reemplazaste pero que podrá servir después. O la mesa plegable que está medio chueca, pero crees que un día te sacará de apuros. Ya no te quedes con esos objetos que son recuerdos de eventos familiares o sociales, así como el papel para envolver regalos y los moños.

Cambios. Nuestros gustos, pasatiempos y actividades evolucionan. Lo que antes disfrutabas, resulta que ya no. Un tiempo hiciste manualidades y lo amabas, pero llegó el momento en que cambiaste de gustos y todos los materiales y herramientas quedaron en el olvido, ocupando espacio en el closet. Despídete de ellos.

No almacenes. Si aún guardas todos los libros de cuando fuiste a la universidad y eso ya fue hace más de 10 años piensa que probablemente esos conceptos han cambiado y si llegas a necesitar estudiar un tema lo mejor será comprar un libro más nuevo. Mejor dona toda tu colección a una escuela o biblioteca pública, será mucho más útil.

Selecciona. Si tu ropa ya no cabe en el closet porque está lleno de prendas con una talla más chica pero las guardas porque “pronto bajarás de peso”, mejor piensa en deshacerte de esa ropa para que quepa la actual y procura cuidarte para ya no subir de peso. La ropa pasa de moda en poco tiempo, no acumules cosas que están ahí para torturarte y recordarte que antes eras tres tallas menos.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios