Buena Vida

¡Fuera las King Sizes de tu recámara!

Tienden a agrandar el espacio físico derivando en emocional

Norma Portillo
Por Norma Portillo

Uno de nuestros sueños es dormir en una cama grande donde podamos movernos con comodidad por toda ella y, si eso lo queremos hacer solas con mayor razón en pareja.

Espaciosa cama king size (Foto: Fuente Internet)

 

Sin embargo, de acuerdo con algunos sicólogos esto podría acabar con tu matrimonio.

El ir a la cama es un momento de integración de la pareja, el contacto físico se une al emocional creando así una mayor unión. Es el momento de relajarte al lado del ser amado.

Pareja durmiendo en armonía  (Foto: Fuente Internet)

 

La cama king size pareciera algo inofensivo en la que descansaríamos de una mejor forma, no obstante, la distancia física que se crea termina convirtiéndose en emocional.

En algunos casos puede convertirse en relación de poder porque cuando una pareja por alguna razón llega a la cama y se encuentra molesta, la distancia física crece y el que uno invada el espacio del otro puede agravar el problema donde uno sede.

Espacios que separan   (Foto: Fuente Internet)

 

Otra razón es que al haber tanto espacio físico vacío entre uno y otro tendemos a llenarlo, ya sea con almohadas, peluches o hijos, ocasionando que el cuerpo de nuestro ser amado cada vez nos parezca más extraño.

Los niños tienden a dormir en medio de la pareja (Foto: Fuente Internet)

 

Por estas razones, es recomendable sentir el roce de tu pareja, aunque estés molesta con ella. Así  que anímate, saca la king size de la recámara y pon otra menos grande, pero más acogedora. 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios