Buena Vida

¡Eyaculación femenina!

¿Puede ser esto posible?

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Mujer bañándose   (Foto: K30.kn3.net)

    Mujer bañándose (Foto: K30.kn3.net)

Muchas mujeres tratan de evitar el tema, para otras es curiosidad, morbo y por que no también rechazo. Tiene mucho que ver con el clítoris y con el punto G, ya que parte de las raíces del clítoris envuelven la uretra haciendo muy sensible la esponja uretral, esta zona es llamada zona G o punto G y contiene unas glándulas que producen estrógenos y, además segregan un líquido.

Se dice que esta zona es la próstata femenina y ese liquido prostático tiene una composición muy similar a la del semen masculino, pero sin contener espermatozoides.

Al estimular la cara anterior de la vagina se irritan las glándulas, que se hinchan y termina expulsando este liquido prostático a través de la uretra. La cantidad y el aspecto de este fluido varía con cada mujer; en ocasiones tiene un aspecto blanquecino y en otras es casi transparente y su volumen va desde el de una cucharada sopera hasta un vaso. La fuerza de la expulsión depende del tono de la musculatura pélvica y los esfínteres uretrales.

Eyaculación femenina    (Foto: Ecestaticos.com)

 

En la mujer, a diferencia del hombre, el proceso de orgasmo es independiente del proceso de eyaculación. El punto G es difícil de estimular si la mujer no está muy excitada, cuando la excitación sexual es alta se percibe una zona rugosa en la pared anterior de la vagina. Si se presiona repetidamente se irritan las glándulas de Skene y se puede expulsar el líquido eyaculatorio.

Al momento del orgasmo el flujo vaginal se espesa y se hace más abundante, sin embargo este no lo debes confundir con el líquido eyaculatorio, ya que este se expulsa por la ureta.

En algunas posturas al momento de las relaciones sexuales, la estimulación del Punto G con el pene es muy directa y es muy frecuente que en estas posiciones el pene presione la esponja uretral y la mujer sienta una sensación de ganas de orinar, lo que es normal por la zona que se está estimulando.

Generalmente esta sensación no es cómoda para la mujer por lo que para o cambia de postura. Si continuara podría eyacular, pero puede también ser confundido con orina, lo que le traería vergüenza.

Aunque el tema no está muy extensamente investigado, es conocido que no todas las mujeres eyaculan. Esto puede ser porque la cantidad de glándulas de Skene varían con cada mujer, pero, también es frecuente inhibir la eyaculación por ese miedo a orinarse. Cuando sucede eso, se envía el líquido hacía la vejiga y más tarde se expulsa con la orina. Es decir, que esas mujeres sí eyaculan pero no hacia fuera.

Existen mujeres que eyaculan fácilmente y que se ha confundido con incontinencia, por lo que han pasado por quirófano. Por lo que es necesario saber si se trata de una eyaculación o si verdaderamente es orina.

La estimulación del punto G puede ser muy placentera y fuente de estupendos orgasmos y la sensación de eyacular también es distinta y agradable. Merece la pena conocer nuestro cuerpo y sus reacciones y aprendernos un poco más. Sólo hay que aprender a aceptarlo y a disfrutar plenamente de la sexualidad.

Con información de Sexualidad.doctissimo.es 

¿Conocías esta información?

 

Posiciones para estimular el clítoris

 

Hay al menos 7 orgasmos femeninos


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios