Buena Vida

Errores más comunes en el sexo oral

Se trata de disfrutar tanto el que recibe como el que da

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Empezando a practicar el sexo oral   (Foto: Ecestaticos.com)

    Empezando a practicar el sexo oral (Foto: Ecestaticos.com)

Esta práctica sexual genera un agradable placer tanto en hombres como en mujeres, por lo que es necesario conocer un poco de ella para disfrutarla más. Te mostramos los errores más comunes que se hacen al hacer sexo oral para que no caigas en ellos.

Ir demasiado rápido. Este error es muy frecuente tanto en hombres como en mujeres. Ir demasiado rápido puede arruinar la excitación del momento. Tómate un tiempo para estimular manualmente otras partes del cuerpo de tu pareja y ve descendiendo hasta llegar a su zona íntima. El tiempo que dure dependerá del momento, pero piensa que si es demasiado breve, no se disfrutará al máximo del momento. Eso sí, si por ejemplo eres de esas personas a las que les cuesta alcanzar el orgasmo, ten en cuenta que tu pareja podría cansarse, así que lo más adecuado es combinarlo con caricias, juegos, introducción, etc. Hecha a andar la imaginación.

Haciendo el amor     (Foto: Revistadominical.com.ve)

 

Usar los dientes. El sexo oral debe hacerse con suma delicadeza, de lo contrario no será placentero. Utiliza tus labios y tu lengua para besar, lamer, succionar suavemente... pero ten mucho cuidado de no rozar con los dientes la zona íntima. Especialmente, en el caso de los hombres un mordisco o sentir que los dientes han entrado en juego puede resultarles algo muy doloroso y bajarles la libido por completo.

El mismo ritmo. Evita caer en el error de usar los mismos movimientos durante largo tiempo, ya que caeras en el aburrimiento y le quitará ese goce que andas buscando. Improvisa, cambia el ritmo, la intensidad, lame los testículos y el área que rodea el pene. Empieza suave y ve progresando hacia una estimulación más pasional a medida que vaya creciendo la excitación de la otra persona. Tanto en un buen cunnilingus como en una increíble felación, sorprender con sensaciones inesperadas es clave para llegar al clímax. Y si además combinas el sexo oral con la estimulación manual, ¡el orgasmo está asegurado!

No disfrutarlo. Esto es esencial para ambos. No basta con que sólo disfrute del sexo oral quien lo recibe, sino que también debe hacerlo quien lo da. De lo contrario, la experiencia no cumplirá con las expectativas de ninguno y la excitación se irá al traste. Deja de lado las caras de desagrado, mira fijamente a los ojos de tu pareja mientras le estimulas oralmente y transmítele que realmente lo estás disfrutando.

Haciendo sexo oral    (Foto: Saludypsicologia.com)

 

Empujar la cabeza. Este es un error que cometen muchos hombres cuando una mujer les practica sexo oral. No a todas las mujeres les gusta que en esa situación, él le sujete la cabeza y empiece a movérsela a su antojo. Es importante asegurarse de esto previamente y respetar los movimientos de la chica en cada momento. Por el contrario, sí hay chicas que disfrutan de esto ya que prefieren saber qué velocidad o ritmo es el que le genera más placer a ellos. ¡Todo es cuestión de gustos!

Succionar el clítoris. Si lo haces, que sea con muchísima suavidad. Es importante tener en cuenta que el clítoris es la parte más sensible de la zona íntima femenina, pues cuenta con infinidad de terminaciones nerviosas y cualquier movimiento, lamida o succión hecho con brusquedad puede llegar a ser muy doloroso para ella. Cuando la chica esté muy excitada, puede ser un buen momento para masajear un poco más fuerte el clítoris con la lengua o succionar delicadamente.

Él: eyacular sin avisar. Al menos que los dos estén de acuerdo, esto es algo que el hombre no debe hacer en el sexo oral. No todas las mujeres están dispuestas a tragarse el semen o a dejar que caiga sobre determinadas zonas de su cuerpo. Así que si no quieres incomodar a tu chica, lo mejor es que la avises antes de eyacular.

Falta de higiene. En toda práctica sexual, la higiene es un principio básico pero más aún cuando se trata de sexo oral. A nadie le gusta descender a la zona íntima de su pareja o compañero y percibir malos olores o sabores muy desagradables. Extrema las precauciones en este sentido y procura mantener los genitales siempre limpios.

 

 


 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios