Buena Vida

Ella enseña a los hombres a dar mejores orgasmos

Ofrece tips honestos y precisos sobre el placer femenino

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • El orsgamo femenino.

    El orsgamo femenino.

Sí creías que lo habías visto todo. Pues no. Sabías que existe un portal para enseñarle a los hombres a dar los mejores orgasmosHow to Make Me Come, es una colección de ensayos diseñados para que los varones aprendan a llevar al cielo a las mujeres. Los ensayos van desde historias sobre orgasmos en primera persona, consejos convincentes (“besa mis pezones”), y graciosas metáforas sobre misiones y caballeros.

Y aunque la fundadora del blog es (anónima) dice que se inspiró a raíz de una experiencia que la dejó “pensando obsesivamente en el orgasmo femenino y la comunicación”.

Decidió compartirlo con un amigo, pero se dio cuenta que no había terminado de hablar sobre ello.

“Si así es como se sentía ser honesta acerca del orgasmo femenino, quería tener esta conversación en una escala mucho mayor. Quería profundizar en la experiencia real del orgasmo femenino. Quería empezar un diálogo sobre cómo las mujeres alcanzan el placer sexual, algo que a menudo es ignorado, devaluado, o  mal entendido”.

Así decidió enviar un correo electrónico pidiendo contribuciones anónimas, y la cantidad de respuestas que recibió fueron asombrosas.

 

¿Cuentas tus experiencias en el sexo a alguién que no sea tu pareja?

 

Todas merecían ser leídas, desde respuestas donde buscaban cosas nuevas para probar o aquellas con una necesidad desesperada de señalar.

Llega al extasis con estos tips. 

 

Por ejemplo, el ensayo no. 64 da un montón de buenos consejos, entre ellos los que ni siquiera implican la estimulación directa:

“Mi último novio significativo nunca fue capaz de darme un orgasmo vaginal, pero como mi primer novio, también era muy bueno en el oral. No hay mucho que decir sobre sus habilidades, pero sí hizo algo una vez que literalmente me dejó de rodillas. Estábamos de pie en la sala, me estaba diciendo adiós antes de irse a trabajar. "Ven aquí", me dijo.

Luego alzó mi falda y empezó a apretarme contra él. Gimió. Podía sentir su saludo de soldado. Entonces se detuvo, me miró a los ojos, se lamió el dedo índice, y lo deslizó dentro de mí. Gimió de nuevo, sacó su dedo, lo puso en su boca, chupó mi esencia femenina de él, y gimió de nuevo. Se alejó, dejándome congelada y desbordada.

Mis rodillas se doblaron y caí a la alfombra. Habiendo dicho eso, fue probablemente uno de muy pocos momentos en los que se las arregló para prenderme como nunca”.

O el ensayo número 47, que habla sobre por qué los buenos amantes necesitan ser feministas:

“El que alguien pueda hacer que me venga o no, comienza desde el primer encuentro que tengo con esa persona. Los chicos que me he agarrado y aquellos con quienes he tenido una relación larga lo saben. Porque no me puedo venir -vaya, ni siquiera puedo mojarme- cuando no confío en el chico…

Cuando no siento que en verdad está conmigo, cuando no es alguien con quien podría reír cuando el sonido de un pedo vaginal sucediera inevitablemente, o cuando nos diéramos cuenta que ninguno de los dos se vendrá y cayéramos colapsados en un sudoroso, sin aliento y aliviado abrazo. Esa sensación nebulosa de confianza, razón por la cual he llegado a amar el sexo. Que es como me permití tener orgasmos ruidosos, sucios y temblorosos. Y lo he tenido tanto con chicos nuevos como con quienes tuve una relación de seis meses, un año o incluso, en casos raros, al final de una relación rota. Lo tuve justo la semana pasada con alguien a quien conozco de unas pocas semanas, de quien me estoy enamorando, y que tal vez desaparezca y se esfume, pero por ahora, me está haciendo mojarme y venirme porque por el momento, estamos conectados”.

Aunque la fundadora dice que no tiene un ensayo favorito, hay un mensaje disfrazado de tip en cada uno de ellos:

"Comunicar con honestidad y vulnerabilidad", dice ella.

"Hay ensayos que parecen contradecirse entre sí, pero todas ellos nos ayudan a ver cómo tanto las frustraciones como las fantasías sexuales son diferentes para cada individuo. Y la única manera de acercarse al misterio de la experiencia de tu pareja es tener una comunicación abierta sobre ella ".

Incluso si no estás buscando consejos, la lectura de los ensayos bien lo justificará.

“Creo que no se habla suficiente de orgasmos femeninos porque hemos sido condicionados para priorizar los orgasmos masculinos. HTMMC busca construir a partir de eso, abrazamos la vagina, ahora buscamos realmente sacar placer de ella”.

Y sí no te identificas con alguno de los ensayos, recuerda que también puedes escribir tu historia. ;) 

Seguramente te gustará el ensayo 38°. “Besar el pezón y en todo el pecho hasta la clavícula es un gran movimiento sin llegar a que amamanta al pezón. Mover los dedos mojados en un movimiento circular alrededor del pezón es también uno de mis sentimientos favoritos en el mundo”.

 

¿Te gusta que te besen los pezones?

 

Con información de: howtomakemecome.tumblr.

 

Esto te puede interesar: 

Su pene puede enfermarte ¡Cuidado!

 

Mujeres ¿cuál sería el pene perfecto?

 

Probar juguetes sexuales: el empleo mejor pagado

 

¡Chiquito pero picoso!

 

Las mexicanas son las más infieles del mundo


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios