Buena Vida

Elimina las dolorosas varices con tomate

Te mostramos la receta para que aprendas a preparar el mejor remedio contra las temidas arañitas

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Foto:canva.com

    Foto:canva.com

Las varices son un problema que a la fecha, se han convertido en un problema tanto en hombres como mujeres. Y no sólo es un problema estético, si no que, la pesadez, la fatiga y las piernas pesadas son un tema difícil de soportar. Además de resaltar que cuando el clima se torna muy húmedo y caluroso, el dolor se incrementa. 

Las varices son venas dilatadas que se inflaman y que se pueden ver en la bajo superficie de la piel.

Por esta razón, existen muchos tratamientos que juran sus beneficios y su cura definitiva, sin embargo, la mayoría de ellos son muy costosos y a veces los resultados no son los esperados.

 

Cabe mencionar, que si las tratas a tiempo podrías evitar el desarrollo de enfermedades como: flebitis (es la obstrucción total de una vena  ocasionando  un coagulo, desarrollando así múltiples complicaciones).

Para tu buena suerte, hoy te enseñamos a realizar tus propios tratamientos 100% naturales, con las bondades del tomate. Las propiedades del tomate son infinitas, en este caso las propiedades curativas se derivan de sus semillas ya que contienen una sustancia ácida que actúan de manera similar a la aspirina, actuando como anticoagulante y ayudando a fortalecer los vasos sanguíneos.

 

Aquí le dejamos dos propuestas muy eficaces tanto con tomate verde como  rojos, toma nota:

* Tomate rojo:

- Este procedimiento con el tomate rojo, lo puedes realizar durante toda la noche.

- Primero es lavar bien los tomates rojos y cortarlos en ruedas.

- Coloca rodajas de tomate sobre las venas y véndalas para mantener su posición de los tomates.

- Deja actuar los tomates durante 4 horas y cambiar las rodajas y dejar actuar por cuatro horas más.

- Este tratamiento lo puedes hacer todas las noches, hasta ver los cambios en pocas semanas.

* Tomate verde:

- Lo primero que tienes que hacer es lavar bien los tomates, aunque los veas verdes, son un tipo de tomate de color verde, pero en realidad son maduros.

- Cortarlos en rodajas.

- Pon rodajas sobre las venas varicosas y también sobre las llamadas arañitas, estas son una red capilar que a simple vista parece una arañita.

- Procede a vendar toda la zona, esto es para mantener los tomates en lugar correcto sobre las venas.

- Cuando sientas un hormigueo y un leve ardor es momento de retirar las vendas.

- Procede a enjuagar con abundante agua fría.

- Este procedimiento puedes hacerlos hasta cinco veces al día, al pasar las dos semanas notaras los cambios, y el dolor y las varices irán desapareciendo.

Para complementar lo anterior, te recomendamos los siguientes ejercicios para activar la circulación de tus piernas:

 

Es importante para logar que los síntomas disminuyan más rápido, llevar una dieta balanceada y saludable. Te recomiendo ingerir Omega3 junto Omega6 y alimento que contenga vitaminas E.

 

¿Deseas conocer más tratamientos para sanar las varices?

 

También puedes leer:

 

 

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios