Buena Vida

El poder de la primera impresión

La imagen es el conjunto de todo lo que nos ponemos, somos y expresamos.

Nidya Marquez
Por Nidya Marquez
  • No hay segunda oportunidad para una primera impresión.

    No hay segunda oportunidad para una primera impresión. Photographer: Dmytro Honcharov

La primera impresión es muy importante, esos primeros 3-4 segundos de interacción con una persona por primera vez son decisivos en la conformación de la imagen. De hecho hay algunas frases que hacen referencia a este fenómeno, por ejemplo: “La primera impresión es lo que cuenta” y “No hay una segunda oportunidad para una primera buena impresión”, estas frases hablan de la importancia de los primeros segundos de una interacción, además, otros estudiosos de este fenómeno concluyen que para borrar una primera mala impresión son necesarias ocho interacciones posteriores positivas.

¿Por qué el tono es tan importante en primera impresión? Porque en él se reflejan nuestras emociones, a través del tono el otro puede captar si estamos enojados, alegres, emocionados o tristes, de igual manera puede saber nuestro nivel de autoconfianza. Las emociones son contagiosas, si nuestro tono transmite entusiasmo es muy probable que quien nos escuche también se sienta entusiasmado, en cambio si el tono es muy bajo y se escucha triste, la otra persona sentirá tristeza.

El lenguaje no verbal también es importante en la primera impresión, en especial nuestra expresión facial trasmite mucho; un ceño fruncido, unas comisuras hacia abajo, enviarán estímulos relacionados con preocupación, desánimo, y esto también es contagioso, a nadie le gusta estar cerca de una persona hostil o deprimida.

 

Todos nos sentimos a veces cansados, aburridos o distraídos, y no nos damos cuenta de todo lo que transmiten nuestros gestos o ademanes; por eso hay que cuidarlos, hablan más que nuestras palabras.

Otro elemento del lenguaje no verbal que debe cuidarse es la postura, en ella puede leerse nuestro nivel de autoconfianza. Una buena postura es relacionada con una buena autoestima, con seguridad y liderazgo, una persona con una mala postura puede percibiré como desanimada, perezosa e insegura. 

El saludo en una primera interacción habla mucho de nuestro nivel de liderazgo, si no estrechamos la mano con firmeza o simplemente no saludamos podemos dejar una mala impresión, por eso es importante que el saludo se dé completo y con entusiasmo, que incluya contacto visual y una sonrisa. Cuando alguien nos saluda correctamente nos hace sentir importantes y nos cae bien.

Otra recomendación para sumar durante la primera interacción es aprenderse el nombre de las personas y llamarlas por su nombre, ya que con esto enviamos el mensaje de que las valoramos. Es muy común que no se nos queden grabados los nombres, por lo que es válido preguntárselo de nuevo durante la interacción, sencillamente diga algo como, “Perdón, se me escapó su nombre, ¿me lo podría repetir por favor?”, que no nos de pena, muy probablemente a la otra persona también le pase lo mismo.

La primera impresión también hay que cuidarla en el teléfono, en nuestra comunicación electrónica, en las redes sociales y en los mensajes de texto. Todo lo relacionado con correspondencia también forma parte de nuestra imagen, habla de nosotros y de nuestro profesionalismo. En este sentido no olvidemos cuidar nuestra ortografía, nuestro vocabulario, y sobre todo tener tacto en la forma de expresar un mensaje, así podemos ahorrarnos enojos y malos entendidos.

Recuerde que una persona podrá olvidar nuestras palabras pero nunca olvidará cómo la hicimos sentir durante una interacción, nuestro objetivo entonces es convertirnos en estrategas de primeras impresiones y buscar siempre sumar imagen a través de ellas.


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios