Buena Vida

El cáncer de mama es hereditario

Toma en cuenta estos tips y preven esta enfermedad 

Vanessa Félix
Por Vanessa Félix
  • Autoexplórate y preven el cáncer de mama. (Foto: moreloshabla.com)

    Autoexplórate y preven el cáncer de mama. (Foto: moreloshabla.com)

Es sabido desde hace muchos años que el cáncer es una enfermedad de los genes, y puede ser entendida a través del estudio del ADN.

Este mes de octubre celebramos el mes rosa y se hace una campaña permanente para prevenir el cáncer de mama. Esta enfermedad es causada por una acumulación de aberraciones genéticas (mutaciones) que incluyen múltiples modificaciones de los genes y de los sitios donde estos genes se encuentran en los cromosomas, llamados los “locus”.

Asimismo, se calcula que el 90 por ciento de los cánceres de mama ocurren espontáneamente, es decir:

Son producto de múltiples daños en la proteína de ADN y provocan lo que se conoce como “alteraciones genéticas somáticas”.

Sin embargo, un 10% de los cánceres de mama se pueden considerar hereditarios a través de mutaciones en la línea de células germinales, y estos son transmitidos a través de las familias. Por lo tanto, el cáncer hereditario de mama constituye la minoría de los tumores.

Las mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA 2 son responsables de aproximadamente la mitad de los cánceres mamarios hereditarios. Estas mutaciones confieren un riesgo relativo de contraer cáncer mamario de 10 a 30 veces superior en comparación con la población en general.

Es decir, una persona que tenga en sus genes las mutaciones BRCA1 y BRCA 2 tendrá entre 10 a 30 veces más probabilidad de desarrollar cáncer de mama que una persona que no tiene esos genes.

De acuerdo al IMMS, aquí te decimos cómo puedes prevenir o detectar a tiempo el cáncer de mama.

Observa De frente al espejo, busca cambios en la forma, tamaño o superficie de la piel; especialmente hundimientos, inflación, enrojecimiento o ulceraciones. Este procedimiento deberás hacerlo con los brazos a los lados, 'las manos detrás de la cabeza, los codos y hombros ligeramente hacia adelante y con las manos en la cintura.

Toca De la misma forma que al inicio, frente al espejo o durante el baño, busca bolitas, zonas dolorosas, abultamientos o consistencia diferente al resto de la mama.

De pie La mano derecha en la nuca, con la izquierda toca el pecho derecho. Comienza desde arriba palpando alrededor de la mama y luego en la parte del centro. Posteriormente, revisa toda la axila y al final aprieta el pezón para ver si hay salida anormal de líquido.

Acostada Con una almohada pequeña o toalla enrollada debajo del hombro derecho, pon la mano derecha en la nuca, con la mano izquierda revisa el pecho derecho, palpa de la misma manera que lo hiciste estando de pie.

 

Y tú... ¿ya te autoexploraste?

 

 

También puedes leer:

5 mitos sobre el cáncer de mama

Un celular podrá detectar el cáncer


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios