Buena Vida

Disfrutar de la soledad y amargura te hacen más inteligente

Factores que se rompen al empecinarnos e ser felices

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Shutterstock

    Shutterstock

Si eres de las personas que elige quedarse en casa en vez de salir de fiesta el sábado por la noche, consideras que el trabajo está a punto de acabar contigo o te llena de satisfacción pasar el día en soledad, entonces es muy probable que seas más inteligente que el resto de las personas y aún no lo sabes.

El mundo contemporáneo concibe la soledad como algo terrible que requiere de la distracción con los amigos para evitar pensar en todo aquello que atañe a la realidad.

En este mundo, la sociedad está empecinada a conseguir la felicidad a como dé lugar ignorando las cosas urgentes que nos rodean.

Así, las personas preocupadas, solitarias y llenas de amargura, tienen una comprensión más completa del mundo en que viven. Aquí algunas de las razones que hacen que una persona que disfruta de la soledad y es "amargada", también es más inteligente.

Están en sintonía con sus pensamientos. Las personas inteligentes suelen mantener un diálogo interno que los obliga a sincerarse con ellos mismos. No importa el lugar, pueden tener una conversación interna al caminar, ir al trabajo, en el bus, cualquier lugar es bueno.

Aprenden de si mismos. Debido al diálogo interior que frecuentemente tienen son capaces de reconocer un cambio significativo de un estado de ánimo a otro, al mismo tiempo que adquieren experiencias que forjan sus decisiones. Además son personas que no les preocupa lo que los demás piensen de ellos.

No requiere de nadie para ser feliz. Una mujer inteligente necesita de la independencia sin importar si están dentro de una relación. Sólo requieren de ellas mismas para ser felices y nadie será capaz de llenar vacíos propios. Esto no quiere decir que no disfrute de momentos junto a otras personas, lo hacen de manera muy plena.

Visualizan mejor los problemas. Afrontar los problemas, tomar decisiones con temple son características de las mujeres inteligentes. Ellas no evaden las dificultades. Este nivel de inteligencia emocional se asocia con la soledad, demostrando que quienes disfrutan de la soledad tienen mayor capacidad cognitiva y mayor comprensión para solucionar problemas muy por encima de quienes piden ayuda sin consultarse a sí mismos.

Alientan su creativiad. Las mujeres inteligentes suelen ser más creativas durante la noche, aprovechan de mejor manera la madrugada que los horarios laborales o matutinos. Es cuando fluye la libre asociación de ideas.

Descubren el equilibrio de la vida. Disfrutan cada momento de la vida. Saben que la felicidad se construye y que no es permanente. Algo que la amargura enseña a valorar.

También te puede interesar:


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios